ALAPHILIPPE, EN EL NOMBRE DEL PADRE

LETOUR.FR. Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) consiguió hoy una emotiva victoria en el Paseo de los Ingleses de Niza por delante de Marc Hirschi (Team Sunweb) y Adam Yates (Mitchelton-Scott), junto a quienes se escapó a 13 kilómetros del final. El galo batió a sus compañeros de aventura al sprint y rompió a llorar, embargado por la emoción de dedicar la victoria a su padre, fallecido el pasado 27 de junio. La victoria comporta asimismo el maillot amarillo para ‘Loulou’, toda vez que Alexander Kristoff (UAE Team Emirates) llegó muy descolgado a meta. Todos los aspirantes a la general completaron la etapa sin mayores sobresaltos.

173 corredores toman la salida en la segunda etapa del Tour de Francia 2020, que cubriría 186 kilómetros con salida y llegada en Niza, a las 13:27. Prácticamente desde el banderazo de salida se destacó un grupo de ocho corredores con Peter Sagan, Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe), Benoît Cosnefroy (Ag2r La Mondiale), Kasper Asgreen (Deceuninck-Quick Step), Toms Skujins (Trek-Segafredo), Matteo Trentin (CCC Team), Anthony Pérez (Cofidis) y Michael Gogl (NTT Pro Cycling). Tras pasar en primera posición por Lac du Broc (SI, km 16), Trentin se vio descolgado de cabeza de carrera debido a un problema mecánico, quedando así conformado un septeto que haría camino.

Travesía por los Alpes Marítimos

Los escapados se dispusieron a afrontar los puertos de la jornada perseguidos por un pelotón en el cual UAE Team Emirates marcaba un ritmo sostenido, registrándose una ventaja máxima de 3’55” en el kilómetro 93 de etapa. En el Col de La Colmiane (1ª, km 63,5), Cosnefroy fue el primero en coronar por delante de Pérez gracias a un ataque a un kilómetro de la cima. En la siguiente subida, el Col de Turini (1ª, km 99,5), Pérez logró cambiar las tornas. Fue en esas rampas que Sagan cedió y regresó a la disciplina del pelotón. En el pelotón, mientras tanto, Alexander Kristoff (UAE Team Emirates) se descolgaba a cinco kilómetros de la cima y perdía de esta manera sus opciones de retener el maillot amarillo.

Jumbo-Visma ejerce de patrón

Perdido el interés de UAE Team Emirates por marcar el ritmo, Jumbo-Visma asumió el mando de la carrera. El trabajo de los neerlandeses, sumado a la cooperación puntual de EF Education First, neutralizó a los seis escapados al pie del Col d’Èze (2ª, km 153), en torno al kilómetro 146 de carrera. Franqueada sin mayor novedad esta última subida puntuable, un grupo de favoritos ya bastante diezmado atravesó por primera vez la meta de Niza (-17,5km) antes de dirigirse al Col des Quatre Chemins (PB, km 177). En el primer kilómetro de ascensión arrancaría Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step), a quien se unirían escalonadamente Marc Hirschi (Team Sunweb) y Adam Yates (Mitchelton-Scott). En el grupo de favoritos, Jumbo-Visma renunció a la caza por mor de una caída sin consecuencias de Tom Dumoulin y el ritmo de Ineos Grenadiers se reveló insuficiente para aplacar al trío de escapados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.