Alemania, Polonia y Suecia expulsan diplomáticos rusos

TELESUR. Al mismo tiempo, la cancillería rusa declaró persona no grata al primer secretario de la embajada albana.

Las cancillerías de Alemania, Polonia y Suecia desde sus respectivas cuentas oficiales en Twitter, informaron este lunes la expulsión de diplomáticos rusos radicados en sus países.

 

La Cancillería polaca declaró persona no grata a un empleado del Consulado General de Rusia en Poznan y expuso que la decisón fue tomada «de acuerdo con el principio de reciprocidad y en coordinación con Alemania y Suecia».

Por su parte el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania ha declarado “persona no grata a un miembro del personal de la Embajada de Rusia en Berlín, de conformidad con el artículo 9 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas del 18 de abril de 1961”.

«Las decisiones de hoy de Polonia, Alemania y Suecia son infundadas y hostiles y son una continuación de la misma serie de acciones que Occidente está tomando con respecto a nuestro país, que calificamos como injerencia en los asuntos internos», aseveró la vocera de la cancillería rusa María Zajárova.

Agregó además la cancillería rusa que “consideramos esta decisión como un paso infundado e inamistoso que no contribuye al desarrollo positivo de las relaciones ruso-alemanas. Expresamos nuestra enérgica protesta al respecto. Recordamos que la decisión de expulsar al empleado de la Embajada de Alemania en Moscú fue tomada en relación con su presunta participación en las acciones ilegales del 23 de enero de 2021”.

Este hecho fue valorado por el Ministerio de Relaciones Exteriores como “inaceptable y no corresponde al estatus diplomático de este último. Lamentamos que en los últimos tiempos Berlín haya recurrido cada vez más a gestos de abierta confrontación con respecto a Rusia. Se seguirá respondiendo de forma adecuada y proporcionada a cualquier manifestación inamistosa”, insistió dicho oganismo diplomático ruso.

Al mismo tiempo, este lunes la cancillería rusa declaró pesona no grata al primer secretario de la embajada albana en Moscú, Jonida Drogu. La medida se tomó en respuesta a la expulsión de su homólogo ruso en Albania, el pasado 21 de enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.