Aprueban préstamo para enfrentar el hambre en zonas rurales

Naciones Unidas, 14 nov (Prensa Latina) El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) recibirá un préstamo de 300 millones de euros para ayudar a los pequeños agricultores de países en riesgo a incrementar su resiliencia y productividad, se conoció hoy.

 

Se trata de un adelanto concedido por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), en otro esfuerzo para enfrentar los efectos del cambio climático en el incremento de la pobreza y el hambre de las zonas rurales.

‘Si queremos un mundo sin hambre ni pobreza, tenemos que centrarnos en los lugares más vulnerables donde viven las personas más pobres, es decir, en las zonas rurales’, afirmó Gilbert F. Houngbo, presidente del FIDA, organismo de las Naciones Unidas dedicado a erradicar el flagelo en los campos.

Expertos del FIDA consideran que este préstamo demuestra el papel de organismo en el fomento de la financiación para el desarrollo a fin de luchar contra el calentamiento global, de conformidad con el Acuerdo de París.

Las previsiones indican que el cambio climático podría sumir a 100 millones de personas en la pobreza hasta 2030, y las que trabajan en el sector agrícola serían las más afectadas.

Es probable que esto se traduzca en un aumento del hambre, flagelo que sufrían casi 690 millones de personas en 2019, prácticamente 60 millones más que cinco años atrás.

La pandemia de la Covid-19 podría hacer que esa cifra aumente en 135 millones para finales de este año, y que la pobreza se incremente por primera vez en decenios.

El objetivo del préstamo de la AFD es revertir esas tendencias, pues los fondos se emplearán para ayudar a los pequeños productores rurales a impulsar su productividad, gestionar mejor los escasos recursos naturales, acceder a nuevos mercados y servicios financieros y aumentar su resiliencia frente al cambio climático.

La AFD colabora con el FIDA en el fortalecimiento de la gestión de los riesgos agrícolas y climáticos, los proyectos de cofinanciación en Cuba y Angola y la ampliación de la capacidad de las organizaciones de productores africanos.

Asimismo, ha aportado 292 millones de euros a esa agencia, además de concederle anteriormente un préstamo de 200 millones de euros.

El FIDA invierte en la población rural y ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia.

Desde 1978 destinó 22 mil 400 millones de dólares en donaciones y empréstitos a bajo interés para proyectos que beneficiaron a alrededor de 512 millones de personas.

La Agencia Francesa de Desarrollo es una institución pública que implementa políticas en materia de desarrollo y solidaridad internacional: clima, biodiversidad, paz, educación, urbanismo, salud y gobernanza, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.