Argentina rechaza el desminado británico en las Islas Malvinas

BUENOS AIRES (Sputnik) — Argentina cuestionó el desminado en las Islas Malvinas anunciada por Reino Unido.

«Argentina objeta el desminado británico en las Islas Malvinas», sostuvo el ministerio argentino de Relaciones Exteriores.

Así lo planteó el embajador Federico Villegas, representante permanente de Argentina ante los organismos internacionales en Ginebra, durante la 18ª reunión de los Estados parte de la Convención de Ottawa.

El Gobierno argentino considera que la decisión de desminar las Islas Malvinas se tomó de manera unilateral en un territorio argentino que está ocupado de manera ilegal.

El país sudamericano volvió a reafirmar sus derechos de soberanía sobre el archipiélago, ocupado desde 1833, y sostuvo que no ha podido acceder a las minas antipersona colocadas en las Islas Malvinas a fin de cumplir con los compromisos suscritos en la Convención de Otawa.

Por ello mismo, «está imposibilitada de verificar la información expuesta por la delegación británica, en relación con el desminado en la zona disputada», señaló la Cancillería.

Historia de cooperación

Argentina manifestó su malestar sobre el desminado británico a cuenta de la historia de colaboración técnica con Reino Unido en este aspecto.

Ejemplo de ello fueron los Acuerdos por Canje de Notas bajo la fórmula de soberanía el 11 de octubre de 2001 y el 3 de agosto de 2006 «que permitieron la realización conjunta de un estudio de factibilidad sobre la remoción de minas antipersona en las Islas Malvinas, incluyendo la munición sin explotar de las áreas minadas», puntualizó la Cancillería.Tanto en 2019 como en octubre de 2020 Buenos Aires le propuso a Londres trabajar de manera conjunta y concluir el proceso de desminado en los territorios en disputa.

«Sin embargo, Reino Unido persiste en su enfoque unilateral», lamentó el Gobierno argentino.

La nación sudamericana hizo un llamado a Reino Unido para cooperar en este contexto y para que además retome las negociaciones sobre el reclamo de soberanía, tal y como recomienda Naciones Unidas.

Desde la ocupación de las Islas Malvinas, Buenos Aires y Londres mantienen un litigio por la soberanía del archipiélago, lo que llevó a que en abril de 1982, la Junta Militar argentina liderada por el general Leopoldo Galtieri (1981-1982) intentara recuperarlo a través de una ofensiva contra el Reino Unido de Margaret Thatcher (1979-1990).La guerra culminó el 14 de junio con la derrota del país sudamericano y con casi 1.000 muertos entre ambos bandos durante el conflicto armado.

Buenos Aires y Londres retomaron sus relaciones diplomáticas en febrero de 1990, durante la administración del entonces presidente argentino Carlos Menem (1989-1999).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.