Batista tiene fresco el “no-hitter” que lanzó a las Águilas en 1999

DL. Miguel Batista, responsable de uno de los nueve partidos sin hits en la historia del béisbol dominicano, mantiene fresco el juego en el que durante poco más de nueve entradas fue un monstruo en el montículo.

Esa ocasión la recuerda con una anécdota muy particular. Todo viene a razón del no-hitter lanzado el pasado lunes por los Toros del Este a los Tigres del Licey en un triunfo 2-0.

Ocurrió el 22 de diciembre de 1999, cuando él representaba a los Pollos del Cibao “en el estadio Cibao cuando era Valle de la Muerte” y fue una labor combinada entre el recién graduado de leyes y el cerrador del equipo, Luis Andújar.

Batista tiró ocho completas y en el noveno abrió con un boleto a Félix -El Gatico- Martínez. La cuarta mala resultó ser “un pitcheo que fue medio a medio”.

En esa situación, Batista fue retirado del montículo y entonces entró Andújar, quien sacó los últimos tres outs del partido.

Batista recuerda cómo terminó el partido, pues el siguiente bateador conectó para doble matanza y “Miguel Tejada fue el último out”.

Particular anécdota

Batista mantiene en su mente una acción que pudo variar el “no-hitter”.

Un bateador dio rodado por tercera, al antesalista recibió y se le cayó la pelota; tomó y se le volvió a caer. Cuando tiró a la inicial, el corredor llegó quieto. El anotador Nakin González le dio “infieldhit”.

En el Estadio Cibao se encontraba el historiador del béisbol, Luichy Sánchez, quien tomó en cuenta su sugerencia de rectificar el batazo. “Pregúntale a Luichy”, sugirió Batista. Y eso hicimos.

“Los anotadores tienen 24 horas para cambiar la anotación. Eso lo dice la regla”, señala Sánchez a DL.

“Fue un batazo que fue una pifia. Le dije a Naking González que después del juego, tú lo cambias. Y él decidió hacerlo en el instante”, confirma Sánchez a DL. Y afirma que “ese hubiera sido el úinico hit de ese juego”.

Eso ocurrió un lunes e irónicamente de los nueve no-hitters, cinco han sido lanzados ese día.

“Esta es una de las ligas más difíciles para tirar un juego sin hit, porque las alineaciones te pueden cambiar justo antes de comenzar un partido”, señala Batista.

Dijo que el “no-hitter” de los Toros le trae emoción, en el caso de su abridor Domingo Germán, “porque República Dominicana está produciendo más lanzadores. Ya el béisbol ha cambiado, porque nadie toca”, señala. Además, “nadie te tira localización, porque ahora es la velocidad, si no nadie te quiere ver”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.