Chile pone la vista en la industria del hidrógeno verde

Santiago de Chile, 3 nov (Prensa Latina) Afectado por serios problemas de contaminación por el uso del carbón para generar electricidad, Chile busca hoy una estrategia para convertirse en una potencia en la producción del denominado ‘hidrógeno verde’.

Al inaugurar este martes la conferencia internacional Chile 2020: Green Hydrogen Summit, el presidente Sebastián Piñera señaló que el hidrógeno permitirá al país apostar por un desarrollo balanceado, promover el crecimiento de capital humano, y generar un motor de ‘progreso y reactivación económica’.

Según dijo, el hidrógeno verde facilitará a Chile exportar energías renovables a un mundo que avanza rápidamente hacia la descarbonización y que necesita de energías limpias y asequibles.

El hidrógeno es considerado el combustible del futuro por su abundancia, alto valor energético y nula contaminación, pero su producción demanda gran cantidad de electricidad, que puede ser proporcionada de forma creciente por fuentes renovables, en lo cual Chile tiene una posición ventajosa por disponer de un enorme caudal eólico y solar.

En la importante reunión internacional, que se realiza de forma virtual, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, detalló un plan que pretende hacer de Chile en líder mundial en la producción y exportación de hidrógeno verde y que implicaría crear unos 100 mil empleos e inversiones por 200 mil millones de dólares en los próximos 20 años.

Jobet consideró que esta nueva industria pudiera alcanzar tanta importancia como la minería para la economía del país, y ayudará a la descarbonización de varias ramas productivas como la extractiva y la agricultura

Detalló que la estrategia nacional tiene los objetivos de producir para 2030 el hidrógeno verde más barato del planeta, ubicarse entre los tres principales exportadores y contar con cinco gigawatts de electrólisis en desarrollo al 2025.

Añadió que ya se elaboró un plan que entre otras medidas prevé generar en el país tres consorcios internacionales de al menos un GW cada uno, explorar cuotas en redes de gas para aumentar la demanda de este combustible limpio y crear una demanda interna de hidrógeno.

Para esto se creará un grupo de trabajo con empresas del Estado que acelere la adopción del hidrógeno verde en ellas y sus proveedores, y que este combustible sea considerado en los procesos de política, ordenamiento y planificación territorial, en particular para levantar y resolver necesidades de infraestructura.

Otra de las acciones contempladas en esa estrategia es el desarrollo de capacidades y transferencia de conocimientos para la formación del capital humano para esta nueva industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.