«China se dio cuenta de que el final del sistema fiat es inevitable e hizo lo mismo que EE.UU. endeudándose hasta las cejas»

RT. En este episodio de ‘Keiser Report’, Max y Stacy comentan la carrera para emitir con éxito la primera divisa digital de un banco central, con China ocupando el primer puesto al empezar a repartirla gratis esta semana. En la segunda parte, Max habla con Chris Fenton, autor de ‘Feeding the Dragon’, sobre lo que sugiere que el Gobierno chino cortara ciertas respuestas de Mike Pence relativas a China en la versión del debate entre candidatos a la vicepresidencia que se emitió en el país asiático.

Uno de los temas centrales de este capítulo trata sobre la decisión del Banco Central de China de repartir 10 millones de yuanes digitales (casi 1,5 millones de dólares) entre 50.000 personas elegidas al azar con el fin de poner a prueba su nuevo sistema de pago basado en el yuan digital.

Según Max, Pekín «está tomando prestados conocimientos de la comunidad de la cadena de bloques para crear una criptodivisa que se inyectará directamente en los monederos que se crearán para los consumidores». Sin embargo, el yuan digital «no supone ninguna amenaza para el bitcóin», porque se trata de una moneda «tremendamente centralizada» que más que una criptodivisa es otra divisa fiat, explica.

China se dio cuenta de que EE.UU. se endeudaba de forma ilimitada y de que el «final del sistema fiat era inevitable», por lo que también empezó endeudarse «hasta las cejas» para construir infraestructuras, «a sabiendas de que incumplirá su deuda» y que esas obligaciones «se acabarían viendo reducidas a cero», señala por su parte Stacy.

Carrera por emitir una moneda digital

Además, sostiene que en la actualidad se ha desatado una carrera por emitir una moneda digital, puesto que tras la decisión china de regalar yuanes digitales, la semana pasada un grupo compuesto por siete grandes bancos centrales, incluida la Reserva Federal de EE.UU., también anunció la creación de su propia divisa digital en un intento por ponerse a la altura del gigante asiático.

La principal diferencia entre las divisas fiat y las digitales es que las primeras se basan en la deuda, mientras que las monedas digitales, no. Estas útimas» se inyectan en los monederossin que haya ninguna deuda detrás que las respalde, lo cual puede suponer un cambio radical en el funcionamiento de la economía mundial», por lo que habrá que estar muy pendientes de lo que vaya a ocurrir, aclara Max.

Por su parte, el invitado de este episodio, Chris Fenton, opina que el gobernante Partido Comunista chino «tiene bastante claro» que cualquiera de los dos candidatos que gane las elecciones presidenciales de EE.UU. a celebrarse el 3 de noviembre, abogará por un endurecimiento de la política frente a Pekín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.