Ciudades alemanas posponen el inicio de la vacunación con Pfizer por un fallo térmico durante el traslado de las dosis

RT. La temperatura de uno de los contenedores donde iban las vacunas se elevó por encima del máximo permitido, generando dudas sobre la seguridad de unas 1.000 unidades.
Varias ciudades de Alemania se han visto obligadas a posponer este domingo su campaña de vacunación contra el coronavirus, después de que sensores de temperatura mostraran que alrededor de 1.000 dosis de Pfizer y BioNTech podrían haber quedado inutilizables al verse sometidas a temperaturas insuficientemente frías durante su transporte, informa Reuters.

En uno de los contenedores térmicos utilizados para el traslado de la vacuna, la temperatura subió hasta 15 grados centígrados, mientras que la máxima permitida por los fabricantes es de 8 grados, explicó en un comunicado un portavoz del distrito de Lichtenfels, al norte de estado de Baviera.

Además de la ciudad de Lichtenfels, también se vieron afectadas las ciudades de Coburg, Kronach, Kulmbach, Hof, Bayreuth y Wunsiedel, ubicadas en la misma región de la Alta Franconia.

Problemas similares también retrasaron el inicio de la vacunación en las ciudades bávaras de Augsburgo y Dilinga, donde el personal médico finalmente recibió el permiso de BioNTech para usar las inyecciones.

Basada en una nueva tecnología ARN mensajero, la vacuna estadounidense-alemana necesita estar congelada a temperaturas ultrabajas de hasta -70 grados centígrados y solo se puede descongelar hasta cinco días antes de su aplicación. Para que siga siendo efectiva, durante este período la vacuna debe mantenerse a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.