Claves del acuerdo post-Brexit entre la UE y Reino Unido

TELESUR. El acuerdo post-Brexit cambia la dinámica comercial entre el bloque europeo y Gran Bretaña.

La presidenta Comisión Económica Europea, Ursula Von der Leyen, comunicó este jueves sobre la firma de un acuerdo comercial entre el bloque europeo y el Reino Unido en tiempos de post-Brexit, dicho convenio regirá esas relaciones económicas a partir de enero próximo.

El acuerdo presentado en esta jornada debe aprobarse formalmente con posterioridad. Este abarca diversas áreas de interés tales como la pesca, el transporte, la energía y la sostenibilidad. Habría que ver si otras áreas de las relaciones económicas encuentran solución.

«Este es un acuerdo completo al estilo del de Canadá, que protegerá empleos, permitirá vender productos británicos sin aranceles ni cuotas en el mercado de la Unión Europea, y admitirá a nuestras compañías hacer todavía más negocios con nuestros amigos europeos», indicó el primer ministro británico, Boris Johnson.

A partir del 1 de enero de 2021 el Reino Unido estará fuera del mercado único y de la Aduana de la Unión Europea (UE). Se aplicará a partir de esa fecha a Reino Unido las preceptivas exigentes a países terceros.

Esto significa que la normativa aduanera, reguladora y los controles fronterizos conllevarán a trámites más prolongados. Aunque se permitirá un comercio sin tarifas, aranceles, cuotas y volumen máximo de cada producto entre las dos partes.

¿Qué pasará con los servicios?

La ciudadanía inglesa ya no se beneficiará del uso del pasaporte en los países de la UE, el cual permite el acceso automático a todo el mercado único de la Comunidad. Las cualificaciones profesionales también se verán afectadas pues ya no hay un reconocimiento automático en las regiones de la Unión Europea, sino en cada estado miembro donde se quiera ejercer.

No obstante, en el acuerdo se establecerán normas para la no discriminación,  facilidades para el comercio digital y la adquisición de visados para empleados de empresas.

La pesca: un acuerdo relegado

Gran Bretaña será un estado costero independiente a partir del 2021 y tiene total libertad de decidir sobre sus aguas y caladeros. La Política Pesquera Común, en el marco jurídico de la Unión Europea, ya no se aplica para el Reino Unido.

Al abandonar esta resolución ya no se garantiza la igualdad en el acceso a las aguas y los acuerdos con la distribución de cuotas. Asimismo, cada producto pesquero que entre a los estados miembros de la Unión Europea se someterán a controles sanitarios y aduaneros.

Pese al Brexit, la alianza entre el bloque europeo y Reino Unido en cuanto al Acuerdo de París seguirá vigente, la fijación de los precios de carbono y no regresión en materia del cambio climático. Aunque es preciso aclarar que los británico saldrán del Mercado Único Energético, no formará parte de la Comunidad Europea de Energía Atómica, y tampoco podrá comercializar con esta tecnologías nucleares.

Los servicios financieros no estuvieron presentes

Estos servicios no fueron objeto de discusión en el acuerdo económico. Los mercados de la Unión Europea no tendrán acceso a bancos, firmas financieras y aseguradoras con sede británica, a menos que Bruselas considere que las reglas internas de Reino Unido sean tan sólidas como las que se adjudican.

Frente al tema, Johnson enfatizó que Gran Bretaña seguirá prosperando aceleradamente, «nuestra dinámica en la ciudad de Londres prospere y prospere como nunca antes», agregó.

Igualdad de trato de los ciudadanos de la UE

Con el post-Brexit se garantizan las pensiones de vejez y supervivencia, jubilación anticipada, asistencia sanitaria, maternidad/paternidad y accidentes de trabajo, aunque elimina las garantías de la ciudadanía de Reino Unido de tener libertad para trabajar, estudiar, iniciar un negocio o vivir en la Unión Europea.

Los británico requerirán visados para estancias superiores a los 90 días y pasaportes actualizados. Se establecerán asimismo controles fronterizos adicionales.

¿Qué ocurrirá con el transporte?

El transporte intracomunitario ya no podrá realizarse, pero se establecerá un acceso, aunque limitado, a los transportistas que trasladan mercancías entre naciones del bloque europeo y Reino Unido.

El tráfico para los vuelos directos será ilimitado, mientras que una aerolínea británica no podrá operar vuelos de pasajeros o carga intraeuropeos ni operar vuelos de pasajeros hacia o desde la Unión Europea. Reino Unido no participará en el Organismo de Seguridad Aérea de dicha comunidad internacional.

La Covid-19 y Unión Europea

En este contexto donde está presente aún la Covid-19 el Reino Unido ya no se beneficiará de la “Netx Generation UE”, destinado a potenciar la recuperación de la Unión Europea ante la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.