Colombia soporta lluvias catastróficas mientras huracán avanza rumbo a Centroamérica

DL. Colombia pasa por una fuerte temporada de lluvias que este fin de semana deja al menos cuatro muertos, 16 desaparecidos y miles de damnificados, mientras extremó medidas frente a la amenaza del huracán Iota, que avanza por el Caribe rumbo a Centroamérica.

Las precipitaciones han castigado los departamentos de Antioquia y Chocó, en el noroeste del país, y a la ciudad de Cartagena, en el Caribe, según informó el domingo la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

En el municipio de Dabeiba, Antioquia, hubo una emergencia de magnitud por los deslizamientos de tierra y la crecida súbita de un quebrada que afectó a varios caseríos.

“Recorrimos zonas afectadas y dialogamos con la comunidad. Detallamos acciones de organismos de socorro y búsqueda de desaparecidos, así como entrega de ayuda a damnificados. Toda nuestra solidaridad”, escribió el mandatario en Twitter.

Chocó, una de las regiones más empobrecidas del país con población mayoritariamente negra e indígena, también sufre por el repunte de las lluvias.

Once municipios están inundados y una persona falleció por el derrumbe de una vivienda. También se reportan tres heridos y “6.771 familias damnificadas”, siempre de acuerdo con el balance oficial.

Cartagena, la joya turística de Colombia, enfrenta una “calamidad pública” por las múltiples emergencias ocasionadas por el impacto indirecto del ciclón Iota.

La alcaldía del puerto informó que habilitará un coliseo deportivo como albergue para 344 damnificados.

Al mismo tiempo, el gobierno nacional está siguiendo muy de cerca la situación del Archipiélago de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los cayos, ante el fuerte oleaje y vientos huracanados que se esperan por el avance de Iota hacia Centroamérica.

Además de suspender la actividad en playas, los organismos oficiales anunciaron el cierre del aeropuerto que sirve a la isla de Providencia y un toque de queda por horas en la de San Andrés, la más grande del archipiélago, a partir de este domingo.

Iota se dirige hacia el litoral Caribe, entre Nicaragua y Honduras, como un huracán de categoría 1, aunque podría aumentar su fuerza hasta transformarse en uno de categoría 4, según las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

La región recién está reponiéndose del castigo del huracán Eta, que dejó más de 200 muertos y 2,5 millones de afectados, y ya enfrenta la amenaza de otro fenómeno similar.

El cambio climático produce un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo cual genera huracanes y tormentas más poderosos y con mayor cantidad de agua, que constituyen una amenaza más peligrosa para las comunidades costeras, según estudios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.