Concluye pesquisa vaticana sobre caso de excardenal estadounidense

Ciudad del Vaticano, 10 nov (Prensa Latina) El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolín, instó hoy a una conversión de los corazones para impedir la repetición de fenómenos como el del excardenal estadounidense Theodore McCarrick, culpable de abuso a menores.

En una declaración con motivo de la publicación del ‘Informe sobre el conocimiento institucional y el proceso decisional de la Santa Sede respecto al excardenal Theodore Edgar McCarrick (1930-2017)’, Parolín expresó que para evitar esos casos, ‘además de normas más eficaces, necesitamos una conversión de los corazones’.

Necesitamos, indicó, pastores creíbles anunciadores del Evangelio y todos debemos ser muy conscientes de que esto sólo es posible con la gracia del Espíritu Santo, confiando en las palabras de Jesús: ‘Sin mí nada podéis hacer’.

En ese sentido, apuntó que mientras se realizaba la investigación ordenada por el papa Francisco, en los dos últimos años, la iglesia católica dio pasos significativos para asegurar mayor atención a la protección de los menores e intervenciones más eficaces para evitar que se repitan ciertas decisiones tomadas en el pasado.

Como se desprende del tamaño del informe y la cantidad de documentos e información que contiene, hemos ido en búsqueda de la verdad, ofreciendo material útil para responder a las preguntas planteadas por el caso, precisó Parolín a la vez que invitó a leer el documento en su totalidad para entender lo ocurrido.

Sólo a partir de la visión global y del conocimiento, en su totalidad, de lo reconstruido de los procesos de toma de decisiones concernientes al ex cardenal McCarrick, será posible comprender lo que ha sucedido.

De la lectura del documento se desprenderá que todos los procedimientos, incluido el nombramiento de obispos, dependen del compromiso y la honestidad de las personas interesadas, participantes en procedimientos no exentos de errores porque involucran ‘las conciencias y decisiones de hombres y mujeres’.

El cardenal aseguró que el informe ayudará que todos los involucrados en tales cuestiones sean más conscientes del peso de sus decisiones u omisiones.

Nacido el 7 de julio de 1930, McCarrick fue una de las figuras más prominentes del clero estadounidense. Designado obispo auxiliar de Nueva York en 1977 y creado cardenal por el papa Juan Pablo II en 2001, estuvo al frente de la arquidiócesis de Washington D.C. hasta su retiro por límite de edad en mayo de 2006.

En febrero de 2019, el arzobispo emérito de Washington fue separado por el papa Francisco de las filas del clero por los abusos sexuales y de poder cometidos durante el ejercicio de sus funciones sacerdotales.

El entonces el exnuncio apostólico en Estados Unidos, Carlo María Viganó, afirmó que la Santa Sede conocía desde el año 2000 la existencia de acusaciones por abusos sexuales contra McCarrick, a pesar de lo cual fue creado cardenal y promovido a arzobispo de Washington por el entonces pontífice Juan Pablo II.

Viganó culpó por encubrimiento a los últimos tres papas, incluido Francisco, cuya renuncia exigió por su presunta responsabilidad en el caso, acusación que se demostró carecía de fundamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.