Congreso de EE.UU. busca más tiempo para aprobar gastos

Washington, 8 dic (Prensa Latina) Los miembros del Congreso de Estados Unidos buscan hoy ganar una semana adicional en las negociaciones de un proyecto de ley de gastos que permita financiar el gobierno durante el año fiscal 2021.

Dada la falta de acuerdo entre republicanos y demócratas en torno a esa propuesta legislativa, es muy poco probable que se logre aprobar antes de que agoten los fondos actuales el próximo viernes.

Por eso, el Senado y la Cámara de Representantes prevén adoptar una medida provisional que permita extender hasta el 18 de diciembre el presupuesto de 2020, lo cual evitaría un cierre del gobierno después del día 11, y les daría ese tiempo para avalar un proyecto a largo plazo.

El líder de la mayoría demócrata en la Cámara Baja, Steny Hoyer, indicó ayer que ese órgano planea votar mañana sobre la normativa a corto plazo, en tanto su homólogo en el Senado, el republicano Mitch McConnell, también confirmó que la Cámara Alta tiene un plan similar.

De acuerdo con el diario USA Today, algunos de los principales puntos conflictivos entre los dos partidos en lo concerniente a la ley de gastos giran en torno a la inmigración, como ocurrió en años pasados.

En el centro de la disputa, según el medio, están los fondos para el muro fronterizo que el presidente saliente del país, Donald Trump, ha intentado construir durante toda su administración, y el asunto de camas para los centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Otro obstáculo está relacionado con el interés de algunos legisladores en agregar lenguaje sobre una reforma policial, después de un verano de multitudinarias protestas a raíz del asesinato de personas negras desarmadas a manos de agentes del orden.

La decisión de ganar más tiempo para aprobar el paquete de gastos se produce cuando los legisladores mantienen el intento de vincular a ese proyecto de ley un nuevo plan de estímulo para enfrentar los efectos de la pandemia de la Covid-19.

Acerca de esa propuesta de ayuda también hay divisiones entre la fuerza roja y la azul, sobre todo porque los republicanos buscan protecciones de responsabilidad para las empresas que los demócratas no comparten, y estos últimos desean nuevos fondos para gobiernos estatales y locales.

Los líderes demócratas describieron la actual propuesta de asistencia como una solución provisional para mantener el país a flote hasta el próximo año, porque quieren aprobar un proyecto mucho más grande después de que el mandatario norteamericano electo, Joe Biden, llegue a la Casa Blanca el 20 de enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.