Control estricto en cárcel de La Victoria

LD. Las operaciones para la “toma de control” en la Pe­nitenciaría Nacional de La Victoria continuaron ayer en la búsqueda de “garan­tizar y mejorar” la calidad de vida de los internos de esta cárcel.

El director general de Prisiones, coronel Roberto Hernández Basilio, quien encabeza las acciones, ex­plicó que se ha renovado todo el personal adminis­trativo de la cárcel de La Victoria.

“El proceso de la toma de control es algo paula­tino. Se realizó el cambio de las autoridades que di­rigen el penal, fundamen­talmente el del alcaide, todas las autoridades ad­ministrativas han sido re­movidas. Hay un control sobre los procesos de au­diencia, hay otro sobre la alimentación y gestión de medicinas. La finalidad es tener el control completo y total del penal, que por las circunstancias que ustedes conocen, es muy especial”, expresó Hernández Basilio a los periodistas.

El coronel también defi­nió los allanamientos que se han realizado en varias cel­das de la penitenciaría co­mo “normales” dentro de este proceso.

Procedimientos normales

“Son procedimientos nor­males. Hay que ir hacién­dolos sin afectar y violar la libertad de los privados de libertad. Ustedes saben que quienes están aquí buscan una segunda oportunidad pero dentro hay algunos que realizan actividades que atentan contra la con­vivencia pacífica y la segu­ridad ciudadana hacia den­tro y hacia afuera del centro penitenciario”, añadió Her­nández Basilio.

Comedores Económicos

Las unidades móviles de los Comedores Económicos se encuentran en la cárcel y están en la disposición de entregar todas las raciones que sean necesarias.

Ayer, desde las afueras de la explanada del centro peni­tenciario se notaba la insta­lación de las unidades de los Comedores Económicos en­tregando las raciones de ali­mentos a los reos y al personal del mismo, además del gran número de vehículos entran­do y saliendo del penal como las únicas diferencias visibles con los cambios, sin lograr percibir ningún otro detalle.

Desde la madrugada del miércoles, en la cárcel de La Victoria se vienen realizan­do diferentes cambios luego de varias denuncias sobre actos de corrupción y per­misividad en cuanto a las actividades ilegales por par­te de reos.

A pesar del poco conoci­miento de la operación de “toma de control” que se produce dentro de la estruc­tura de la cárcel, los mora­dores del sector de La Vic­toria ven como positivo el que se hayan removido a las autoridades ya que esto po­dría poner fin a los motines que con cierta frecuencia se registran en el penal. “Con estas nuevas autoridades van a disminuir los motines ya que aparentemente esto viene a acabar con el relajo aquí. Ya con eso nosotros no tenemos que dormirnos con miedo a que en medio de la madrugada una bala pérdi­da de esas (que se disparan en los motines) nos impac­te”, expresó Manuel Fortu­nato, quien tiene toda su vida residiendo en la loca­lidad.

La nueva alcaidesa interina es Dania Beltrán, quien de acuerdo con varios residen­tes en la zona es nativa de la comunidad de La Victoria.

No todo ha sido visto de buena forma en estos días de reestructuración, las per­sonas que han venido hasta acá para entregarle provi­siones a familiares y amigos que se encuentran reclui­dos en el penal se quejan de que no han podido ni si­quiera pasarles la comida a los presos.

“Aquí ni Abinader que venga pasa, eso fue lo que me dijeron. Hoy (ayer) ni siquiera nos han dejado pasar la co­mida y todo lo que nos dicen es que por el cam­bio no se puede, después de ahí más nada”, expre­só una señora identifica­da como Marina, quien vino a traerle comida a su hijo.

Control estricto.

Otros de los visitantes se quejan porque también habían venido al recinto penitenciario y tampoco pudieron realizar su co­metido.

“Por lo menos hoy llega­mos hasta aquí (hasta al frente), el miércoles no nos dejaron pasar desde el inicio de la callecita”, expresaba otro de los vi­sitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.