Corrupción, fraude y sobornos: el nuevo escándalo de Guaidó y sus cómplices

EC. Juan Guaidó y su círculo cercano vuelven a protagonizar un nuevo escándalo de corrupción y fraude. En esta ocasión se le vincula a un caso de sobornos que habría ejecutado a cambio de otorgar contratos en nombre de Venezuela y cuyas ganancias serían «cientos de de millones de dólares».

Un reportaje publicado poer el diario mayamero El Nuevo Herald detalla que «el equipo designado por el presidente interino Juan Guaidó para recuperar los activos malversados por el chavismo protagoniza su propio escándalo de corrupción. (…) Exigió sobornos para otorgar un millonario contrato a una compañía cuyos representantes legales, el gobierno interino, ahora acusa de estar bajo investigación por fraude en Ecuador y Estados Unidos».

«El caso, inicialmente develado en el programa Factores de Poder, llevó al propio régimen de Nicolás Maduro a anunciar que abrió su propia investigación por la supuesta exigencia de un pago de 750.000 dólares a cambio de otorgar la concesión», explica el artículo.

Entonces, los representantes legales de la compañía dijeron que representantes del falso «gobierno interino» de Guaidó les exigieron un pago inicial por ese monto. Pero, alegan que los fondos totales que se les pidió desembolsar debajo de la mesa representaban decenas de millones de dólares.

“Ellos querían el 50 % del ‘recovery fee’ (tarifa de recuperación) que nos correspondería a nosotros”, dijo Jorge Reyes, representante legal del Caribbean Recovery Assets Consortium (CRA). Esta firma durante meses negoció el contrato con representantes del autodenominado «gobierno interino» de Juan Guaidó.

La mitad de la tarifa de recuperación, fijada en 18% del total recuperado, potencialmente representa decenas y hasta cientos de millones de dólares. Esto al tomar en cuenta que los activos venezolanos a rescatar suman varios miles de millones de dólares, agregó Reyes, citado por El Nuevo Herald.

La firma proponía a Guaidó cobrar las deudas que varios países acumulan con Venezuela a través del suministro de crudo ofrecido a descuento y a créditos de varios años a través de Petrocaribe. «Según cálculos del consorcio los activos recuperables de Venezuela en las naciones de la región podría ascender hasta 20.000 millones» de dólares.

«El contrato para recuperar esas deudas al final fue dejado de lado por representantes del gobierno interino, luego de que Reyes y su socio en CRA, Pedro Antar, se rehusaran a pagar el soborno exigido«, relataron ambos a El Nuevo Herald.

El rotativo con sede en Miami, sitio predilecto de varios prófugos de la justicia venezolana, añade que las acusaciones contra el supuesto intinerato de Guaidó, «son negadas rotundamente».

“Rechazo y condeno los falsos señalamientos emitidos por CRA CONSORTIUM, y ratifico que nunca se suscribió algún contrato de servicios con el citado consorcio”. Así lo expone un comunicado del autodenominado «Comisionado Presidencial para la Gestión de Activos» de Guaidó, Javier Troconis.

Los de Guaidó niegan los sobornos

Según Troconis, el equipo de Guaidó no concretó contratos con la firma de Reyes y Antar. «Luego de la exhaustiva evaluación y verificación de la propuesta de dicha empresa, se concluyó que los representantes legales de la firma, Jorge Reyes y Pedro Antar, habían sido sujetos de medidas disciplinarias por fraude, por parte de la autoridad supervisora financiera FINRA de Estados Unidos».

Añadió Troconis que «existen denuncias contra uno de los representantes de la empresa frente al Gobierno de la República de Ecuador». Eso, además de diversos acontecimientos vinculados a otros tipos delictivos”.

Sin embargo, Reyes y Antar niegan haber cometido delito alguno. Asimismo, dicen que la gente de Guaidó «parecía tener una opinión muy distinta sobre ellos durante las negociaciones iniciales del acuerdo». A su juicio, eso se confirma en un documento firmado y sellado por Troconis

De hecho, los empresarios llegaron a recibir en enero una carta firmada por Troconis. Allí le comunicaban fueron seleccionados para representar a Guaidó en una negociación para cobrar deudas en países de Petrocaribe». La operación incluía a Jamaica, República Dominicana, Haití, Bahamas y Santa Lucía, donde los empresarios estimaban que había varios miles de millones de dólares en activos de Venezuela por «recuperar».

Pero, la contratación estaba sujeta a la aprobación de una serie de recaudos, entre ellos documentos sobre la identidad de los accionistas de CRA. También solicitaban una estrategia para recuperar los activos, un inventario, un acuerdo de confidencialidad y una autorización final del proceso de due diligence.

Reyes y Antar dicen que entregaron todos esos recaudos, pero ninguno tuvo peso en la decisión final. «Lo que realmente les interesaba a las fuerzas oscuras detrás de la operación era asegurar los pagos de los sobornos».

Presiones de Guaidó en Washington

Las discusiones prosperaron hasta que en las conversaciones se sumó Magin Blasi-Blanchard y su hermano, Fernando Blasi-Blanchard, encargado de negocios de Guaidó en Washington. Según los empresarios, la situación quedó claramente delineada en una conversación que sostuvieron con Blasi-Blanchard.

“Nos dijeron, mira, si no van los reales ($ 750.000) no les vamos a dar el contrato. Nosotros les dijimos, ustedes están locos, no podemos dar un centavo. Ustedes no entienden que esto no se puede hacer aquí en Estados Unidos”, relató Reyes a El Nuevo Herald.

“Bueno, entonces no habrá nada. Nosotros tenemos el control, la decisión es final. Si ustedes no ponen la plata y nos dan el 50 %, no hay forma de que salga el contrato”, añadió sobre la respuesta de Blasi-Blanchard.

El diario añade que Blasi-Blanchard no pudo ser contactado a tiempo para el reportaje. Sin embago, documentos de respaldo proporcionados por los empresarios, «muestran que al menos hubo algunos correos electrónicos entre él y los representantes del consorcio«. Asimismo, otros textos muestran intercambios de chat y correos electrónicos con Troconis y demás integrantes de la comisión.

«Entre los documentos presentados se encuentran fotos de anotaciones hechas en un bolígrafo en un papel que delineaba la distribución del pago inicial de 750.000 dólares y la distribución de 50 y 50 % de la tarifa de recuperación», dice el artículo.

«Jamás le he pedido dinero a nadie»

Según Troconis, desconoce totalmente la versión de que a la empresa CRA se le estaba pidiendo dinero para obtener la concesión.

“Yo lo desconozco por completo, jamás le he pedido dinero a nadie. Ni a ellos ni a nadie, y menos a cambio de ningún contrato, ni nada. Yo hice mi trabajo, verificar de que las personas fuesen las ideales y que la propuesta fuese la correcta”, dijo el aliado de Guaidó a El Nuevo Herald.

Cuando le preguntaron sobre las anotaciones escritas, señaló que desconoce totalmente su origen y que no lo había visto hasta que apareció en el programa. “Ni es mi letra, ni la conozco, jamás la había visto antes, ni tampoco es mi mano”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.