Covid-19 reduce capacidad de compra de los trabajadores

ED.Con la permanencia del Covid -19 en el país, la calidad de vida de la clase trabajadora es impactada de manera negativa ya que, a medida que pasan los meses, la enfermedad incide en la reducción del poder adquisitivo de los empleados.

Mientras se reduce la capacidad de compra de 410,367 trabajadores que quedaron sin empleos y de 280,000 trabajadores suspendidos, los 4.2 millones de empleados que permanecen en el mercado laboral experimentan una reducción de sus ingresos ascendente a 12.4 %, entre abril y junio, con relación al mismo periodo del pasado año, tomando en cuenta que el 36% de los trabajadores devengan salarios entre 10 y 15 mil pesos, según indica el rango salarial de la Tesorería de Seguridad Social.

La mayor reducción de los ingresos la experimentan los trabajadores del sector informal, los cuales vieron caer el pago promedio por hora un 20.7 % en el periodo estudiado.

Todo esto se da en un momento en el que los precios de bienes y servicios experimentan alzas, especialmente en los productos de alimentos y bebidas no alcohólicas, al que los trabajadores destinan el 21.1% de los ingresos recididos, según indica la Encuesta Nacional de Gastos e Ingresos de los Hogares 2018.

De hecho, para el mes de septiembre la inflación se ubicó en 5.03%, siendo el 50.52% de esa cifra incidida por la variación de 1.06 % del referido grupo.

En efecto, se registraron aumentos de precios en bienes de alta ponderación relativa en la canasta familiar, como los plátanos verdes, cuyos precios incrementaron en 10.91 %; guandules verdes, (17.56 %); huevos, (7.24 %); plátanos maduros, (12.20 %); guineos verdes, (3.30 %); ajíes, (7.76 %); habichuelas rojas, (2.30 %); arroz, (0.36 %), y otros productos que son usados frecuentemente en la mesa de los dominicanos.

El economista, Juan Del Rosario, director del Instituto de Investigaciones Sociales y Económicas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, mostró preocupación por esa situación, ya que esos factores se traducen en pobreza, redución de capacidad de compra de productos de la canasta principalmente en trabajadores de ingresos medios que tenían ingresos de 35 mil pesos y ahora solo están recibiendo 8,500 pesos en el mejor de los casos; de lo contrario están desempleados.

De su lado, Miguel Di Franco, del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles, sostuvo que las variables de desempleo, menores ingresos y aumento de los precios, se traducen en menor calidad de vida de la clase trabajadora.

Opinión

— Efectos en bienestar

El aumento de precios y las suspensiones afecta las condiciones de bienestar y de calidad de vida de la población trabajadora, dijo la directora de la Escuela de Economía de la UASD, Agnes Milqueya Mateo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.