Cronología de un crimen (1981-1989). Parte VI

Por Rafael I. Suri Marziota. Cuba. En 1981, llega al gobierno de Estados Unidos, Ronald Reagan y desde el primer momento de su mandato, ya estaba claro que aumentaría las tenciones y la hostilidad hacia Cuba. Esto se desarrolló dentro de su estrategia política, para restaurar el liderazgo y la hegemonía norteamericana en el mundo. Durante su mandato, se desmantelaron las medidas de ajuste del bloqueo adoptadas por las administraciones de Ford y Carter y se implantaron nuevas disposiciones para el recrudecimiento del bloqueo y propaganda con el propósito de desarrollar presiones públicas contra Cuba y fomentar la subversión interna.

En 1981, en el mes de marzo, el departamento de Comercioenmendó sus regulaciones y eliminó de sus normas cualquier referencia a la autorización de determinadas exportaciones a Cuba, incluso por motivos humanitarios. En el mes de noviembre, el senado norteamericano aprobó una resolución,que prohíbe destinar recursos federales para promover el comercio con Cuba. Un mes después, el 14 de diciembre, el Departamento de Estado, publicó el “Libro Blanco”, en el cual se acusa a Cuba de apoyar de forma renovada la violencia en el hemisferio.

En 1982, se inició un retroceso en todo lo relacionado a los viajes que se había alcanzado en la administración Carter. Se suspendieron los vuelos chárteres entre La Habana y Miami. Se enmendaron las Regulaciones para el Control de Activos Cubanos; y la disposición que estipula importaciones limitadas para los viajeros de Estados Unidos a Cuba fue más estricta para autorizar las importaciones de hasta US$100, sólo para funcionarios de Estados Unidos o extranjeros en viajes oficiales a Cuba, miembros de medios de prensa e investigadores profesionales y visitantes de familiares cercanos en Cuba, el 20 de abril, se prohibieron los viajes a Cuba por parte de ciudadanos estadunidenses yel 23 de julio, los viajes a la isla se restringieron aún más.

Para 1983, la administración Reagan incremento la prohibición de las importaciones de productos fabricados con níquel cubano a los principales compradores en EE.UU. En octubre, el Presidente Reagan firmó la Ley de Transmisiones Radiales a Cuba (Radio Broadcasting to Cuba Act). En noviembre, la Oficina para el Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro anunció que tuvo razones para creer que ciertos materiales con contenido de níquel importados de la URSS contienen níquel cubano. La nota incluyó la detención en Aduanas de materiales importados directa o indirectamente desde la URSS y que se estaba considerando requerir que las importaciones en los Estados Unidos de ciertos materiales de níquel de países que importan de la URSS fuesen acompañadas de documentos que muestren que no fueron manufacturados en la URSS o con níquel soviético.

En 1984, la Corte Suprema de EE.UU., en el caso Reagan vs. Wald, dio un espaldarazo jurídico a las restricciones de viajes impuestas por el gobierno de Reagan, al sostener que estas no estaban dirigidas a restringir la libertad de viajes de los ciudadanos estadounidenses, por motivos políticos, si noque era una medida de política en el marco exterior para negar a Cuba el acceso a moneda fuerte.

Las Regulaciones para el Control de Activos Extranjeros y las Regulaciones para el Control de Activos Cubanos se enmendaron en febrero de 1985 para autorizar a cualquier persona la importación de una sola copia de cualquier publicación de Cuba, Vietnam, Corea del Norte o Campuchea. El 12 de diciembre se aprobó la Ley de Seguridad Alimentaria de 1985, la cual, en na de sus secciones, impone a los países importadores netos de azúcar, que deben garantizar anualmente mediante verificación al Presidente de los Estados Unidos, que no han importado azúcar cubano para reexportar a ese país, bajo amenaza de ser excluidos de su sistema de cuotas de importación de azúcar.

El 10 de agosto de 1986, El presidente norteamericano aprobó nuevas medidas para mejorar la efectividad del bloqueo y se desarrolló la lista de “designados cubanos”, las cuales incluyeron los nombres de personas, naturales y jurídicas, radicadas en cualquier país del mundo respecto a las cuales se dispuso que toda persona o entidad que se encuentre bajo la jurisdicción de EE.UU. no podían sostener relaciones comerciales con los integrantes de la lista. Entre 1986 y 1989, el departamento del Tesoro emitió siete listas consecutivas de “designados cubanos”, para un total de 230. Cuatro meses después, la Oficina para el Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro emitió una lista parcial de 167 personas y empresas identificadas como nacionales especialmente designadas de Cuba, con quienes les está prohibido a nacionales de Estados Unidos comerciar.(RF, vol. 51, No237)

En agosto de 1988, entró en vigor la Ley Ómnibus de Comercio y Competitividad de l988, cuya Sección 1911 -«Reforzamiento de las Restricciones sobre las Importaciones de Cuba»- fue introducida por el representante Claude Pepper durante los debates congresionales previos a la aprobación de la Ley. El documento establece que «el Representante Comercial de Estados Unidos solicitará a todas las agencias importantes preparar las recomendaciones apropiadas para mejorar el reforzamiento de las restricciones sobre la importación de artículos de Cuba. Tales recomendaciones incluirían, y no estarían limitadas a, las medidas apropiadas para impedir embarques indirectos u otros medios de evasión. En noviembre, La Oficina para el Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro emitió una lista adicional de 32 firmas navieras identificadas como nacionales especialmente designados de Cuba, con quienes les está prohibido a nacionales de Estados Unidos comerciar. (RF, 3-11-1988)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.