Cronología de un crimen (1989-1993). Parte VII

Por Rafael I. Suri Marziota.Cuba. Desde un inicio, la administración de George H. W. Bush se consideró precursora de la línea que había establecido Reagan hacia Cuba. Su periodo presidencial, se caracterizó por la aprobación de la ley Torricelli y por aprovechar los cambios que se llevaban a cabo en la URSS para mellar y restringir las relaciones políticas y económicas entre ellos.

En 1989 na de las primeras restricciones fue la negación de visas a la orquesta Aragón, para actuar en el Festival de Arte Caribeño en Chicago. En el mes de abril, el día 10 la Oficina para el Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro emitió una lista de 16 personas (además de las 18 incluidas en el mes de enero de ese año) jurídicas identificadas como nacionales especialmente designados de Cuba, con quienes les está prohibido a nacionales de Estados Unidos comerciar. Un mes después se fijaron por la OFAC el monto que los viajeros autorizados podían llevar a Cuba para cubrir sus gastos (US$100). En octubre se impuso una medida a los vuelos charter; estas debían programas sus vuelos habituales en horarios que se encontraran habitual dentro de la aduana de Estados Unidos para asegurar el personal del Aeropuerto Internacional de Miami que se encargaba de verificar el cumplimiento de las restricciones establecidas. El 20 de julio, el Senado de los Estados Unidos aprobó una Enmienda, presentada por el republicano Connie Mack, referida a la prohibición a las firmas subsidiarias de compañías estadounidenses establecidas en terceros países, de realizar operaciones comerciales con Cuba. Se aplicaron nuevas regulaciones que permitía a los viajeros en sus viajes a Cuba llevar US$500 trimestralmente para ayuda a un familiar cercano y transferir US$500 por una sola vez, a un familiar cercano para la emigración. Adicionalmente, se requiere que cada viajero declare cuánto dinero lleva consigo en su viaje a Cuba; si la cantidad es superior a US$1000 debe explicar con qué propósito va a ser utilizada. En diciembre, el senador Connie Mack inicia una serie de esfuerzos para intentar prohibir a las compañías de terceros países, subsidiarias de casas matrices establecer operaciones económicas con Cuba.

En 1990, el Senado de los Estados Unidos aprobó la enmienda presentada por el senador Connie Mackreferentes a la prohibición del comercio a las subsidiarias estadounidenses radicadas en terceros países con Cuba. En el mes de junio, el gobierno de Estados Unidos anuncio un acuerdo con la URSS para certificar que los productos exportados a los Estados Unidos no contenían níquel cubano. Este acuerdo se sumó a los ya establecidos con Francia, Holanda y la República Federal Alemana.

En 1991, se abrieron más brechas en las relaciones de Cuba con la URSS a manos de Estados Unidos. El senado, en el marco de las discusiones por el Proyecto de Ley de Ayuda externa, aprobó varias enmiendas que imponían varias condiciones a la Unión Soviética para que pudiera ser receptora de ayuda de Estados Unidos. Entre esas condiciones se encontraba el cese de la asistencia económica y militar a Cuba. El 27 de septiembre, el Departamento del Tesoro anunció la reducción a US$500 de los gastos de los cubano-norteamericanos para invitar a sus familiares residentes en la Isla. La medida incluye también la reducción a US$300 de la cantidad de dinero que los exiliados cubanos pueden enviar a sus familiares en la Isla cada tres meses.

El periodo de gobierno de Bush, en lo referente a la política hacia Cuba, estuvo marcado en lo fundamentalpor la firma de la Ley para la Democracia cubana o Ley Torricelli el 23 de octubre de 1992. En su esencia, en lo referente al bloqueo a Cuba, el centro fue la prohibición del comercio con Cuba de las subsidiarias de compañías norteamericanas establecidas en terceros países. También se prohibió a los barcos que entraran a Cuba con fines comerciales, tocar puerto estadounidense dentro de 180 días posteriores de zarpar del puerto cubano. Se establecieron sanciones a los estados que brindaran asistencia a cuba, según las disposiciones en la Ley de Asistencia Extranjera de 1961. También se le faltó al Departamento del Tesoro la imposición de multas de hasta US$50 000 o la confiscación de propiedades por la violación de las leyes establecidas.

Tiempo después, el Congreso incrementó las sanciones contra corporaciones o estadounidenses a un máximo de 1 millón de dólares en el caso de las corporaciones y hasta US$100 00 en las personas. En noviembre de ese año, la OFAC estableció enmiendas en sus regulaciones para redefinir y restringir la excepción hecha a las prohibiciones de viaje referidas a la «investigación profesional»; prohibió los viajes para «investigaciones de mercado» privadas a las compañías y consultores de los Estados Unidos; prohibió a los nacionales de terceros países introducir en los Estados Unidos, tabaco y ron procedentes de Cuba, aún, cuando éstos fueran para consumo personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.