Cuba denuncia doble moral de EE.UU. en lucha contra terrorismo

TELESUR. El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció «la doble moral del Gobierno de los Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo» durante su intervención en la 75 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

 

El mandatario de la isla caribeña, se refirió al recrudecimiento de las sanciones impuestas por el Gobierno estadounidense. En ese sentido, precisó que el bloqueo contra Cuba «es un componente esencial de la política (estadounidense) contra su país» y se ha reforzado en tiempos de la pandemia de la Covid-19.

Díaz-Canel detalló que, durante la administración del presidente Donald Trump, ha ocurrido un escalada en la persecución a las transacciones financieras, la aplicación de medidas violatorias del derecho internacional para impedir el acceso del país al combustible y la inclusión de Cuba en «listas espurias carentes de legitimidad» elaboradas por Estados Unidos.

El dirigente cubano, manifestó que el doble rasero de la política de EE.UU. contra el terrorismo se expresa en el silencio del Gobierno de ese país ante el ataque efectuado contra la Embajada de Cuba en Washington, el pasado 30 de abril de 2020.

Asimismo, el presidente de la Mayor de las Antillas exigió el cese de la campaña difamatoria contra la colaboración médica cubana. En ese sentido, precisó que «mientras Estados Unidos ignora el llamado a unirse en la lucha contra la pandemia y se retira de la OMS, Cuba refuerza su colaboración» y cooperación médica con 39 países afectados por la Covid-19.

Durante su intervención en la sesión de la Asamblea General, el mandatario insistió en la necesidad de una democratización de las Naciones Unidas que «permita responder de manera efectiva a las necesidades de todos los pueblos». No obstante, ratificó que «la Revolución cubana defenderá la existencia del organismo al que debemos el escaso multilateralismo» que existe en la actualidad.

Díaz-Canel realizó una evaluación del contexto contemporáneo, marcado por la pandemia de la Covid-19. Sobre el tema, expresó que la gravedad del momento actual y su impacto «rebasan lo sanitario». Señaló que la pandemia no discrimina, pero sus impactos serán letales en los pobres, los de menos recursos y los trabajadores.

«La expansión de la epidemia expresa el error de las políticas deshumanizadas por la dictadura del mercado, el desastre del sistema de producción y consumo del capitalismo y la aplicación de un crudo y desenfrenado neoliberalismo que desecha a millones de seres humanos», agregó.

Finalmente, el presidente de Cuba expresó su solidaridad con el pueblo venezolano y el Gobierno legítimo de Nicolás Maduro, rechazando las agresiones contra ese país. De igual forma, condenó las acciones de desestabilización contra Nicaragua y manifestó su apoyo a las naciones del Caribe «que exigen justas reparaciones por su pasado colonial».

Díaz-Canel ratificó el apoyo del Gobierno cubano al reclamo de soberanía argentina sobre Malvinas, el compromiso con la paz en Colombia y el diálogo entre las partes, así como la necesidad de una «solución pacífica, negociada y sin injerencias externas» al conflicto en Siria.

Cuba defendió en las Naciones Unidas el derecho de Palestina a un Estado independiente, con las fronteras anteriores a 1967 y capital en Jerusalén oriental. Asimismo, expresó su solidaridad con Irán y el pueblo saharaui y condenó las sanciones e injerencias externas contra Rusia, Belarús y China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.