Documentan por primera vez peces biofluorescentes en aguas del Ártico

RT. Aunque esta característica está bien documentada en peces tropicales, se desconocía cómo los períodos prolongados de oscuridad del Ártico podrían afectar a la biofluorescencia de los peces.

Dos investigadores del Museo Estadounidense de Historia Natural han documentado por primera vez la biofluorescencia en una especie de pez del Ártico tras llevar a cabo una investigación que aparece recogida este jueves en la publicación American Museum Novitates.

John Sparks, curador del Departamento de Ictiología del Museo, y David Gruber, investigador asociado del museo y profesor de biología en Baruch College, encontraron un tipo de pez caracol brillante rojo y verde durante una expedición frente a la costa del este de Groenlandia en 2019.

La biofluorescencia es la capacidad de absorber energía de la luz solar y de volver a emitirla como un color diferente. En 2014, los dos investigadores identificaron más de 180 nuevas especies de peces biofluorescentes. Sin embargo, aunque esta capacidad está bien documentada en peces tropicales que viven en regiones con una cantidad uniforme de luz diurna durante todo el año, se desconocía cómo los períodos prolongados de oscuridad del Ártico podrían afectar a la biofluorescencia de los peces.

«El régimen de luz en los polos proporciona meses de invierno de oscuridad casi total, donde la biofluorescencia no sería funcional», explica en un comunicado Gruber. Sin embargo —matiza—, debido a los meses de verano con el sol de medianoche, «planteamos la hipótesis de que podría estar presente».

De hecho, en Groenlandia, Sparks y Gruber encontraron muy poca fluorescencia marina, incluso entre grupos de peces que brillan intensamente en las regiones tropicales y templadas, aunque dos especímenes juveniles de pez caracol abigarrado (Liparis gibbus) fueron la excepción. «Nos sorprendió encontrar estos peces caracoles juveniles con una fluorescencia brillante no solo en uno, sino en dos colores diferentes, lo que es muy inusual en una sola especie», confiesa John Sparks.

Los autores también detectaron biofluorescencia roja de un pez caracol de algas adulto (L. tunicatus) recolectado en el estrecho de Bering frente a la isla Little Diomede (Alaska).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.