Dólar ‘blue’ en Argentina: Por qué el mercado negro de divisas ofrece una alternativa tentadora frente a la crisis de la pandemia

RT. El mercado del dólar paralelo o ‘blue’ en Argentina está en pleno auge en medio de la pandemia de coronavirus, y a pesar de que en el país existen fuertes restricciones a la compra de la divisa norteamericana.

Por una disposición del Banco Central (BCRA) durante la gestión de Mauricio Macri, el límite máximo de compra en las entidades bancarias es de 200 dólares por día, por persona, a valor oficial. Esto es: 72,58 pesos, además del llamado impuesto PAÍS que implementó el actual Gobierno, que impone a los compradores ahorristas un recargo de 30 %, destinado a programas sociales.

Tras pagar cada dólar a 100,75 pesos, el comprador puede revenderlo en las llamadas ‘cuevas’, casas de cambio irregulares, a unos 127 pesos. Estos mismos sitios del mercado negro lo ofrecen a 132 pesos, por el llamado ‘spread’ o brecha cambiaria, cuyo margen de diferencia expresa el nivel de liquidez de la moneda.

Lo cierto es que este movimiento financiero le está sirviendo a miles de familias para sacar una ganancia que les ayude a llegar a fin de mes, llevándose al bolsillo alrededor de 5.250 pesos (71,36 dólares) con cada transacción, aunque los valores varían diariamente por la volatilidad del tipo de cambio.

Para tener una idea del alivio al bolsillo que esto implica, un kilo de pan cuesta en promedio 120 pesos, la leche por un litro vale cerca de 70 pesos, y un corte de carne vacuna popular, llamado ‘paleta’ en Argentina, se vende a 300 pesos el kilo. Se trata de una ganancia nada despreciable, teniendo en cuenta que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que lanzó el Gobierno para sobrellevar la crisis de la pandemia, es de 10.000 pesos (135,93 en la moneda estadounidense).

Al mismo tiempo, esta dinámica logra contener el precio del dólar ‘blue’, un segmento donde las medidas restrictivas del Gobierno no interfieren. Hay otra cuestión que incide en el mercado negro: éste se alimenta de la oferta de los turistas, pero al no ingresar al país por la pandemia, esa oferta no está y eso hace que su valor se tensione.

Efectos adversos

La creciente demanda del llamado dólar ‘solidario’ (que está alcanzado por el impuesto PAÍS) puede generar desajustes económicos, que complicarían el proceso de desendeudamiento y recuperación del consumo que busca iniciar el Gobierno de Alberto Fernández para salir de la crisis.

Actualmente, el Banco Central cuenta con reservas por 5.000 millones de dólares de libre disponibilidad. A un ritmo de demanda de 1.000 millones mensuales en el mercado oficial minorista, el BCRA podría quedarse sin liquidez hacia fin de año.

Ya sea para atesoramiento o para reventa en el mercado ilegal, si la compra de dólares en el sector minorista crece con fuerza, presiona sobre el precio oficial de venta, y obliga al Mercado Central a intervenir vendiendo grandes sumas para contener una posible devaluación, algo que en Argentina tiene un impacto directo en el precio de los bienes y servicios. En buena medida, el ‘cepo cambiario’ que heredó y mantuvo el gobierno de Alberto Fernández, sirve para evitar esos descalabros económicos.

El problema de la inflación que sufre Argentina desde hace mucho tiempo ha generado una conducta que hace que prácticamente tengamos un país bimonetario a la hora de definir su patrón de ahorro.

Matías Tombolini, vicepresidente del Banco de la Nación Argentina, la banca pública estatal, asegura en diálogo con RT que las condiciones para una presión monetaria que pueda llevar a una devaluación hoy no están determinadas por la demanda de dólares para ahorro, sino más bien por el mercado mayorista. Es decir, las operatorias a gran escala en las que interviene el Banco Central, cuando compra o vende divisas a otras entidades financieras y casas de cambio autorizadas, o vinculadas al comercio exterior.

De todas maneras, el interés por volcar dinero sobrante a la adquisición del billete verde es histórica en el país suramericano, donde la economía está fuertemente atravesada por el dólar. «El problema de la inflación que sufre Argentina desde hace mucho tiempo ha generado una conducta que hace que prácticamente tengamos un país bimonetario a la hora de definir su patrón de ahorro», explica Tombolini.

A pesar de la crisis económica por la pandemia, el mes pasado poco más de 3 millones de argentinos compraron dólares al precio oficial. Para la autoridad de la entidad financiera pública, mayormente fue para ahorro en divisa extranjera, aunque, reconoce, no se puede  negar que parte de esas personas destinaron sus billetes a la reventa en ‘cuevas’.

El combate a los ‘coleros’

La semana pasada, el Banco Central dio a conocer un listado de casi 5.000 personas que fueron inhabilitadas para la compra de dólar oficial a través de sus cuentas bancarias, hoy operadas mayormente de manera virtual. Esto se debe a que tienen un comportamiento de compra de dólares y giros a terceros en forma inmediata, denotando ya no un patrón de ahorro sino una conducta que debería ser explicada.

Según informó el canal TN, la Justicia en lo Penal Económico y el BCRA investigan una red de personas que acuden a barrios populares, abren cuentas bancarias a nombre de distintos titulares sin capacidad adquisitiva, y utilizan su cupo de 200 mensuales a cambio de una comisión. Todo el dinero acumulado mediante un esquema piramidal, va a parar a unas pocas ‘cuevas’, algunas de las cuales fueron allanadas en el centro de Buenos Aires. A quienes se dedican a esto, se les llama ‘coleros’ digitales.

«Es un mercado ilegal que existe, como existe el de estupefacientes. El Estado trata de combatirlo arbitrando todas las medidas desde el punto de vista del sistema financiero, buscando cuando alguien que compra transfiere inmediatamente», dice Tombolini.

Y agrega: «Nosotros no miramos con demasiada atención este mercado porque es marginal. Sí es cierto que existe acá y en todo el mundo, hay una brecha respecto al dólar oficial y eso genera interés. Pero no es el dato en función del cual se decide la política monetaria».

Por el momento, el Gobierno argentino no tiene prevista ninguna decisión relacionada a modificar las restricciones vigentes a la compra y venta de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.