El Banco Interamericano sugiere reformas para transformar la curva de la desigualdad en RD

LD. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzó ayer el estudio BIDecono­mics-República Dominica­na: Oportunidades para un desarrollo sostenible, inclu­sivo y resiliente, mediante el cual reconoce que a pesar del gran crecimiento pro­medio alcanzado en el PIB de este país en los últimos cinco años, persiste una al­ta inequidad que impide el desarrollo de actividades productivas y un mejor ni­vel de vida de una elevada proporción de personas en condiciones vulnerables.

RD avanzó y logró redu­cir la tasa de pobreza, pe­ro todavía hay una alta  proporción de personas en condiciones de vulnerabi­lidad y carentes de servi­cios esenciales que eleven su calidad de vida, “situa­ción que se agravará”, por la crisis de la pandemia del Covid-19, explican los especialistas del BID que a su vez sugieren la im­plementación de refor­mas para lograr un mejor capital humano, más in­dependencia y calidad de las instituciones públicas y mayor potencial produc­tivo, como también una mayor respuesta a los de­sastres naturales. Los es­pecialistas del BID afirman que aun cuando el ingreso ha mejorado, y que entre el 2014 y el 2018, los nive­les de pobreza del país se redujeron del 35% al 23%, y la pobreza extrema des­cendió del 8% al 3%, “falta mucho por hacer”, ya que a pesar de estos avances, to­davía son muchos los ho­gares que se encuentran en condición de pobreza o de vulnerabilidad socioeconó­mica, y las desigualdades sociales, territoriales y de género son todavía altas.

 Los autores del estudio,Joaquín,Zentner, Fanny Vargas, Elízabeth Ochoa, María Acevedo, Paula Castillo, Juan Flores, Alejan­dra Durán, Joaquín Lennon Sabatini, Adriana Vale ncia, Miguel Coronado y Marta Ruiz-Arranz, esperan que el estudio sea una hoja de ruta para el desarrollo sostenible e inclusivo.

Recomendaciones

1.- Lograr más y mejores ser­vicios de salud, educación y servicios de protección.

2.-Más capital humano, em­pleos y retiro digno de vejez.

3.- Más independencia y ca­lidad de las instituciones.

4.- Más potencial producti­vo sostenible.

5.- Reducir las brechas de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.