El Colegio Electoral y el voto popular en las elecciones de EE.UU.

Por Luis Beatón

La Habana, 26 oct (Prensa Latina) En Estados Unidos el voto popular no necesariamente representa lo que ellos denominan democracia y de hecho, en dos de las últimas cinco elecciones, resultó vencedor el candidato con menos apoyo.

Así, George W. Bush venció a su rival demócrata Albert (Al) Gore en los comicios del 2000 pese a tener cerca de medio millón de papeletas populares menos.

Un hecho similar ocurrió cuando en 2016, el actual mandatario, Donald Trump, triunfó frente a la demócrata Hillary Clinton, con cerca de tres millones de sufragios menos.

¿Quién decide la elección presidencial en Estados Unidos?

La decisión de los comicios presidenciales es ventilada en el llamado Colegio Electoral, donde 538 delegados eligen al nuevo mandatario, quien debe ser favorecido por 270 o más sufragios.

El Colegio Electoral es el cuerpo encargado de elegir a un determinado representante político mediante el sistema de sufragio indirecto, en este caso al presidente.

Los electores en esa instancia son aquellas personas escogidas en cada estado y resultan seleccionadas según quien venció en el voto popular, o sea si Biden vence a Trump en la Florida, un estado considerado ‘bisagra’, que puede favorecer a uno u otro candidato, se llevaría los 29 delegados al colegio.

Según estadísticas, en general las mayorías que se forman en ese foro no coinciden exactamente con las del voto de los ciudadanos. Esta diferencia abre la posibilidad de que un colegio electoral elija a un candidato diferente del que resultó más votado en la elección popular, como de hecho ocurrió en cinco oportunidades en Estados Unidos en los procesos de 1824, 1876, 1888, 2000 y 2016.

Distribución del voto electoral en Estados Unidos, por estados y votos electorales:

Alabama (9), Minnesota (10), Alaska (3), Mississippi (6), Arizona (11), Misuri (10), Arkansas (6), Montana (3), California (55), Nebraska (5), Carolina del Norte (15), Nevada (6), Carolina del Sur (9), New Hampshire (4), Colorado (9), Nueva Jersey (14), Connecticut (7), Nuevo México (5), Delaware (3), Nueva York (29), Dakota del Norte (3), Ohio (18) y Dakota del Sur (3).

Además, Oklahoma (7), Florida (29), Oregón (7), Georgia (16), Pensilvania (20), Hawái (4), Rhode Island (4), Idaho (4), Tennessee (11), Illinois (20), Texas (38), Indiana (11), Utah (6), Iowa (6), Vermont (3), Kansas (6), Virginia (13), Kentucky (8), Virginia Occidental (5), Luisiana (8), Washington (12), Maine (4), Wisconsin (10), Maryland (10), Wyoming (3), Massachusetts (11), Distrito de Columbia (3) y Míchigan (16).

Total de electores 538. Según un pronóstico del sitio RealClearPolitics, hoy, Biden pudiera obtener 357 delegados contra 181 Trump.

Según la regla, el número de electores de cada estado es mayoritariamente proporcional al tamaño de su población.

En ese sentido, California (oeste) aporta el mayor número con 55 que tradicionalmente se inclinan por los demócratas (azules), seguida de Texas (38), Nueva York (29), Florida (29), Illinois (20) y Pensilvania (20).

También están los estados menos poblados como Wyoming, Alaska y Dakota del Norte, y (Washington DC) que están representados por un mínimo de tres delegados.

Solo hay dos estados (Maine y Nebraska) que dividen sus votos electorales en función de la proporción de votos que cada candidato obtenga.

El número de delegados por estados hace que los candidatos concentren sus esfuerzos en aquellos denominados ‘péndulos’, ‘bisagra’ u ‘oscilantes’, pues según esa denominación pueden moverse hacia uno u otro candidato. California, pese a sus 55 votos y Nueva York con 29, por lo general votan demócrata sin discusión.

Por otra parte, datos históricos muestran que tres presidentes fueron elegidos sin haber ganado el sufragio popular, todos ellos en el siglo XIX: John Quincy Adams, Rutherford B. Hayes y Benjamin Harrison, sin contar a Bush y a Trump más recientemente.

También puede ocurrir que un candidato no obtenga la mayoría de las boletas del colegio y sea necesario acudir a la Cámara de Representantes del Congreso, la que representa la mayor diversidad del electorado, que votará por el nuevo gobernante.

El sistema de Colegio Electoral es criticado fuertemente en las últimas décadas pues no representa, en general, el sentimiento de la mayoría en el país y algunos piden su eliminación para favorecer una elección directa del presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.