El Ejército de Haití respalda al Gobierno de Jovenel Moïse en medio de reclamos opositores para que renuncie

RT. El presidente ha denunciado un golpe de Estado contra su Gobierno, mientras continúan las protestas y la represión.

El Ejército de Haití expresó este lunes su apoyo al mandatario Jovenel Moïse, después de que la oposición nombrara a un «presidente interino» para tratar de reemplazarlo, en medio de protestas en la calle. Según afirmó la institución a través de un mensaje del teniente general Jodel Lessagey, los militares defenderán «el orden democrático«.

«Las Fuerzas Armadas de Haití (FAd’H) reafirman su determinación a respetar la Constitución y las autoridades legítimas, democráticamente elegidas por la población«, señala un comunicado firmado por el comandante en jefe Lessagey, y difundido por el diario Le Nouveliste.

El Alto Mando de las FAd’H manifestó su viva «preocupación por la evolución de la situación política en el país, que ha seguido el peligroso giro que presentan los hechos del 7 de febrero de 2021»

Moïse enfrenta una grave crisis política e institucional. El domingo, el mandatario haitiano denunció un intento de «golpe de Estado» a su Gobierno y un atentado contra su vida, en medio de una conspiración política iniciada, según él, el pasado 20 de noviembre. Sin embargo, no especificó quiénes ni de qué manera buscaban derrocarlo.

¿Fin del mandato?

En un mensaje de video transmitido la noche del domingo, Joseph Mécène Jean-Louis, un magistrado de 72 años y miembro del Tribunal de Casación desde 2011, leyó un breve discurso en el que dijo que aceptaba «la elección de la oposición y de la sociedad civil para poder servir al país como presidente interino de la transición«.

Esto fue luego de que líderes de la oposición pidieran la renuncia de Moïse, al considerar que su periodo de Gobierno concluía el domingo. El jefe de Estado, por su parte, sostiene que los cinco años de mandato se cumplen en febrero de 2022. Sucede que el expresidente Michel Martelly terminó su gestión en 2016, pero una caótica elección obligó la designación de un presidente provisional durante un año hasta que Moïse fue juramentado en 2017.

El domingo, la Policía del país había arrestado a más de 20 personas a las que se acusó de intentar asesinar al presidente y derrocar su gobierno. Referentes opositores han denunciado que esas detenciones fueron «ilegales». Entre las personas apresadas en los últimos días está el juez de la Corte Suprema Yvickel Dabrézil, y una inspectora general de la Policía, Marie Louise Gauthier.

En la jornada de este lunes, la policía intentó dispersar a los manifestantes opositores mediante gases lacrimógenos, mientras que del otro lado respondieron con piedras y botellas rotas.

En ese marco, dos periodistas de medios en línea fueron baleados por efectivos de las Fuerzas Armadas que disparaban en dirección al suelo para dispersar a los activistas, de acuerdo a lo que informa el periódico Gazette News.

Sumida en una grave crisis económica y política, en la nación caribeña el Parlamento se encuentra suspendido desde enero de 2020, y el presidente gobierna por decreto, lo que ha elevado los niveles de desconfianza de una población golpeada por la pobreza y la violencia de pandillas armadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.