«El golpe en Brasil y el eje Washington-Brasilia son clave para realinear a la derecha regional»

Por Telma Luzanni. SPUTNIK. El investigador peruano Óscar Ugarteche destacó que hoy América Latina «se encuentra en el punto más bajo de integración regional y en el más alto de subordinación a EEUU». En cuanto a la reciente votación por la presidencia del BID consideró que la Casa Blanca tomo «el banco por asalto» y su estrategia es «controlar lo que no puede destruir».

La integración latinoamericana ha quedado más dañada luego de la elección de Mauricio Claver-Carone candidato de la Casa Blanca para presidir el organismo.

«Estamos en el punto más bajo de la integración regional y en el más alto de la subordinación con Washington», afirmó Óscar Ugarteche, economista y doctor en Filosofía e Historia por la Universidad de Bergen.

Asimismo, destacó que EEUU busca «terminar con el multilateralismo creado en los ’40 y colocar a todo el mundo bajo una sola línea de política internacional, que es la suya».

«Es una demostración de poder», agregó.

El integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señaló que «el golpe de Estado en Brasil marcó» el realineamiento de la derecha regional. Y sostuvo que «el eje Washington-Brasilia es parte del problema».

«Hay un fortalecimiento de las líneas de la derecha, que nunca ha sido democrática en América Latina», adujo Ugarteche, quien aseguró además que existe «un problema con la democracia y con los partidos políticos».

A su juicio, esta falta de entendimiento entre los países es aún más grave en el marco de la pandemia. «Es el momento de repensar qué es lo que queremos, pero tenemos que repensarlo como un grupo de países», apuntó.

«La clave», continuó, «es el cambio de la matriz energética, definir un nuevo modelo de producción, cómo va a ser la nueva educación y ver qué va a pasar con la fiscalidad».

Para ello se «necesita un espacio de discusión económica que no esté saboteado por diferencias políticas tan abrumadoras».

«La política exterior de México es no confrontar con los EEUU»

En tanto, Ugarteche se refirió a la posición de México durante la elección del BID, que luego del apoyo inicial al candidato argentino, Gustavo Béliz, optó por abstenerse.

«Se abstuvieron México, Perú y Chile, que forman parte del Grupo de Lima. Y han dado una señal de que ya no están a pie puntilla siguiendo los mandatos de Washington y que están usando su cerebro y su soberanía», subrayó.

Si bien el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador «no iba a votar a favor del candidato de Trump», tampoco iba a asumir una posición de antagonismo. «La política exterior mexicana es de no confrontación con Washington», dijo.

La Casa Blanca «pidió al ejército mexicano en la frontera con Guatemala, y el gobierno lo colocó». «Pidió una reunión con el presidente el 8 de julio, y a pesar de ser una medida electoral para Trump, México accedió», continuó el académico.

Ugarteche describió esta estrategia como «una no confrontación para conseguir algo a cambio». «Así, México consiguió que las transnacionales estadounidenses paguen impuestos, al igual que los bancos españoles».

«Representa más de 30 mil millones de pesos, unos 1800 millones de dólares de impuestos atrasados», detalló. Ugarteche lo calificó como «un pequeño logro» del gobierno mexicano.

Sin embargo, lamentó que «si se mira en largo plazo, la gran mayoría de los países latinoamericanos está alineada a lo que Washington decide».»Casi como un destino fatal», concluyó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.