Es cierto Tomás Castro Burdiez Se nos fue Ismael Hernández, poeta.

Tony Gutiérrez

Siempre cantaba y me solicitaba que le acompañara. Ismael siempre cantaba. Compartíamos nuestros gustos serrateanos y gardeleanos. Tenía una memoria prodigiosa y un gusto exquisito por la música y buen vino. Era un romántico apasionado de los versos de Rubén Darío.

Con Ismael se nos ha ido otro hombre bondadoso. Gran conversador y apasionado de la historia. Marchó sin mariachis. Tronaban su voz y su canto en la sala cuando alegre entonaba sus canciones.

Ahora se marcha Ismael silenciosamente y deja una marca profunda de dolor en la penca de maguey, donde gravó el nombre de su amante y el suyo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.