Estos son los detalles del contrato México-AstraZeneca, el único que se conoce en el mundo

Por Eliana Gilet. SPUTNIK. Claudia Ocaranza, coordinadora de periodismo en la organización civil PODER, halló la única evidencia de un contrato para la compra de vacunas de COVID-19 que se conoce en el mundo hasta el momento y detalló con este medio lo que se sabe sobre él.

Como parte de su trabajo cotidiano, el equipo de periodistas que trabaja para la organización PODER, revisa la plataforma de transparencia Compranet, dónde se publican los contratos firmados por el Gobierno Federal mexicano. Con esa información, alimenta dos proyectos: Quienesquien.wiki y Contratos Covid que refiere en exclusivo a las compras públicas vinculadas al nuevo coronavirus.

«Además de las revisiones en línea, la plataforma Compranet te permite descargar su base de datos, algo que solemos hacer y como también alimentamos otra plataforma específica vinculada al COVID-19 fue como encontramos el contrato», explicó Ocaranza en diálogo con Sputnik.

Aunque las farmacéuticas globalmente han impuesto condiciones de confidencialidad para los contratos que han firmado con los distintos Gobiernos del mundo para el abastecimiento de las primeras dosis de las vacunas contra COVID-19, manteniendo en secreto las condiciones y sus costos, PODER halló el monto de un contrato que el Gobierno mexicano firmó con la farmacéutica AstraZeneca por la vacuna que desarrolla junto a la Universidad de Oxford. El monto es de 309,6 millones de dólares.

Aunque la información no incluye la cantidad de dosis por la cual se pagó esta cifra, la operación matemática indica que cada una costó a México 4 dólares, asumiendo que el único contrato que el Gobierno mexicano firmó con la farmacéutica establece la entrega de 77,4 millones de inyecciones.

Confidencialidad vs. transparencia

La confidencialidad de los contratos por la vacunas anti-COVID ha levantado polémica en todos los rincones del planeta. En este caso, el hallazgo de Ocaranza y su equipo es mayúsculo, aunque la información también está recortada.

«No nos explicamos por qué está en la plataforma si el contrato fue clasificado, pero igualmente los detalles que podemos tener son pocos: el monto, la fecha en que fue firmado, la empresa y el órgano que lo firma», explicó la periodista.

El contrato por 309 millones de dólares fue firmado por el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (CeNSIA) —un organismo autónomo de la Secretaría de Salud Federal— el 12 de octubre de 2020, un día antes de su anuncio público realizado por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, cuya cartera estuvo al frente de las negociaciones por la vacuna con las empresas productoras y, también, con las Naciones Unidas.

Sin embargo, mencionó Ocaranza, cada contrato que se sube a la plataforma Compranet contiene un link que permite acceder a mayores detalles del mismo, que en este caso, está caído.

«También es raro que hayan subido algo de información pero no la hayan puesto completa, como si en parte sí estuvieran obedeciendo las obligaciones de confidencialidad que el Gobierno mexicano accedió a las farmacéuticas», puntualizó.

Slim, el facilitador

Salvo para Brasil, donde AstraZeneca pautó la producción local de su vacuna con la Fundación Oswaldo Cruz, la producción para Latinoamérica de esta vacuna de origen británico está respaldada por el magnate mexicano Carlos Slim, quien fungió de intermediario y financió la concreción de un mecanismo que incluye la producción del activo de la vacuna en un laboratorio argentino Mabxience, que será luego importado a México para ser envasado por su par Liomont y distribuido al continente.

«No hemos encontrado contratos directos de la Fundación Slim con el Gobierno mexicano, un caso bastante atípico que obedece al manejo de las relaciones que tiene Carlos Slim y su Fundación con México y Argentina», apuntó la reportera mexicana.El vínculo de Slim con el presidente Andrés Manuel López Obrador es públicamente conocido, pero su relación con el presidente argentino, Alberto Fernández, quedó patente después de que se reunieran durante su visita a México, en noviembre de 2019.

Gracias a su trabajo de revisión de los contratos públicos, Ocaranza mencionó que Liomont sí tiene bastantes antecedentes de contrataciones con el Gobierno mexicano: la empresa dirigida por Alfredo Rimoch obtuvo 90 contratos públicos entre 2006 y 2020 por 202,4 millones pesos mexicanos (casi 10 millones de dólares), según puede leerse en el reportaje publicado por PODER.

Sobre las ganancias que AstraZeneca cosechará por esta vacuna, no hay todavía mayor información salvo el detalle que la empresa ya experimentó un aumento de sus ganancias entre 2018 y 2019.

«Si asumimos que cada vacuna cuesta 4 dólares, aunque está dentro del margen que se ha hablado mundialmente, está en el tope del rango mencionado por la Fundación Slim. Por eso desde PODER insistimos en que no están haciendo filantropía, están cobrando por la vacuna y recibiendo fondos de dinero público aportado por los contribuyentes. Será interesante revisar su cierre de 2020 para ver cuántas ganancias les ha reportado», concluyó la investigadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.