Excavan hornos metalúrgicos de 6.500 años de antigüedad

RT. En un artículo publicado en la revista Journal of Archaeological Science, un equipo de científicos informa de un hallazgo realizado en 2017 por arqueólogos durante unas excavaciones en el antiguo asentamiento de Horvat Beter, en el centro-sur de Israel.

Este sitio, ubicado cerca de la moderna ciudad de Beerseba, pertenece a la cultura ghasuliana, de la temprana Edad del Cobre. Los hallazgos incluyen restos de talleres equipados con hornos de fundición de cobre que, con aproximadamente 6.500 años de antigüedad, podrían ser la evidencia más antigua del uso de esta tecnología. Se cree que en esos talleres se fundían objetos ceremoniales.

Con la ayuda de análisis de fluorescencia de rayos X y de la composición química de los fragmentos excavados se ha confirmado que en los talleres se dedicaban exclusivamente a la fundición de cobre. Al mismo tiempo, los arqueólogos indican que el tamaño y la forma de los crisoles (los recipientes donde se funde el metal), así como el método de fundición, eran diferentes en cada uno de los talleres. Según los científicos, eso significa que los artesanos habrían experimentado activamente con el objetivo de perfeccionar las tecnologías disponibles.

Los autores del trabajo señalan que la metalurgia en el Mediterráneo oriental se inventó en la segunda mitad del quinto milenio antes de Cristo. Al principio, el cobre se fundía en crisoles de cerámica muy simples, y la transición hacia hornos estacionarios más eficientes fue un hito importante en el desarrollo tecnológico de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.