Expectativas en Italia sobre impacto político de comicios regionales

Por Frank GonzálezRoma (Prensa Latina). Al margen de su carácter territorial, crecen en Italia las expectativas sobre los comicios del próximo fin de semana en siete regiones, por su previsible impacto sobre la recomposición del escenario político nacional.

Un total de 18 millones 590 mil 81 ciudadanos con derecho al voto están convocados a las urnas el domingo 20 y lunes 21 en las regiones de estatuto ordinario de Campania, Liguria, Las Marcas, Apulia, Toscana y Véneto, para elegir gobernadores y consejos legislativos, además Valle d’Aosta regida por un estatuto especial.

Al mismo tiempo se desarrollarán las elecciones para alcaldes y concejales en 962 municipios con la posible participación de cinco millones, 725 mil 734 electores, pospuestas desde la primavera debido a la emergencia provocada por la Covid-19.

También se efectuará en todo el país el referendo, igualmente aplazado por la pandemia, sobre la confirmación de la ley aprobada en octubre de 2019 para reducir 345 escaños en ambas cámaras del parlamento.

La atención sobre la confrontación tradicional entre las fuerzas de centroizquierda y centroderecha se centra en seis de las siete regiones participantes en la liza, excepto Valle d’Aosta donde el llamado a las urnas responde a la disolución anticipada de su asamblea y no elegirá presidente del gobierno.

Lideran la clasificación convencional de centroizquierda las agrupaciones integrantes de la coalición gubernamental como el Movimiento 5 Estrellas (M5E), el Partido Democrático (PD), Italia Viva (IV) y Libres e Iguales (LEU), acompañadas por otras organizaciones menores y listas locales diversas.

Al frente del llamado centroderecha están la Liga, Hermanos de Italia (HI) y Fuerza Italia (FI), junto a numerosas fuerzas menores con las cuales lograron reconfigurar a su favor el escenario político nacional desde 2015.

A partir de ese año, la derecha fue recuperando terreno y al tiempo que consolidaba su control sobre las tres regiones donde gobernaba, logró superar las líneas defensivas del centroizquierda para penetrar en sus dominios.

Así el actual gobernador de Liguria y exponente de Fuerza Italia, Giovanni Toti, se impuso sobre Raffaella Paita, del PD, en los comicios realizados el 31 de mayo de 2015, mientras Luca Zaia, de la Liga se reafirmaba como presidente de Véneto.

Después de la victoria de Nello Musumeci en 2017 en Sicilia y de Attilio Fontana quien aseguró el control de la Liga sobre Lombardía en 2018, el centroderecha arrolló en los comicios del año siguiente en Cerdeña, Abruzo, Basilicata, Piamonte y Umbría.

Bajo la dirección del exministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, la derecha apuntó en 2020 al control sobre las regiones de Calabria y sobre todo, Emilia Romaña, baluarte histórico de la izquierda, considerada por muchos como el último bastión en la defensa de Roma, junto con Toscana.

Sin embargo, la ofensiva conservadora se estrelló contra la ratificación de Stefano Bonaccini, del PD, y tuvo que conformarse con la victoria de Jole Santelli en Calabria.

Con neta superioridad de 13 a siete frente al centroizquierda en cuanto al control de los gobiernos regionales, el centroderecha apuesta por una barrida en las siete presidencias de regiones en disputa, aunque está consciente será muy difícil batir a Leoluca Orlando, actual gobernador y exponente del PD en Campania.

Un análisis realizado por el servicio YouTrend a partir de 34 sondeos efectuados hasta el cuatro de septiembre último cuando dejaron de publicarse por ley sus resultados, concede márgenes seguros de triunfo a los candidatos de la derecha en Véneto (73,9 a 17,8 por ciento), Liguria (57,1-36,6) y Las Marcas (48,7-36,5).

Del otro lado parece segura la victoria de Orlando (51,0-32,2) y probable la de Eugenio Giani (43,7-41,5) en Toscana, mientras aumentan las probabilidades de derrota del candidato del PD en Apulia, el actual gobernador, Michele Emiliano (38,4), quien tendrá como adversarios a candidatos del centroderecha, el M5E e IV.

Aunque voceros de ambos bandos reconocen que esta será una consulta regional sin incidencia sobre la estabilidad del gobierno nacional, Salvatore Borghese recuerda en el análisis de YouTrend que servirá a las fuerzas contendientes como muestra para interpretar su capacidad de movilización a escala del país.

Otros analistas llaman la atención sobre la influencia de los resultados en los partidos, desde sus respectivas posiciones de gobierno u oposición, en particular sobre el PD y su secretario, Nicola Zingaretti, preocupados por la posibilidad de perder Apulia, Las Marcas y Toscana, otros tres bastiones tradicionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.