Expresidente Sánchez Cerén obtiene la nacionalidad nicaragüense

TELESUR. Además del exmandatario salvadoreño, su familia más cercana también fue nacionalizada nicaragüense.

El expresidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, víctima de persecución judicial en su país,  fue nacionalizado nicaragüense junto a su familia por el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

Según el Diario Oficial de Nicaragua, además de Sánchez Cerén fueron nacionalizados su esposa, Rosa Margarita Villalta; su hija, Claudia Lissette Sánchez Villalta y su nieto, Juan Carlos Guardado Sánchez.

La resolución fue firmada por la ministra de Gobernación, María Amelia Coronel, el jueves 29 de julio, un día después de que el Juzgado de Paz número 2 de San Salvador emitiera una orden de búsqueda y captura internacional contra el exmandatario.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la extradición de sus ciudadanos.

La resolución señala que Sánchez Cerén cumplió con los requisitos y formalidades establecidas en la Carta Magna al ser centroamericano y tener residencia en Nicaragua, por lo que “gozará de los derechos y prerrogativas que las leyes le conceden y estará sometido a las obligaciones correspondientes”.

La Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador presentó argos de corrupción contra el expresidente Sánchez Cerén (2014-2019).

Según la fiscalía salvadoreña, Sánchez Cerén, también excomandante del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN),  habría recibido 530.000 dólares en sobresueldos irregulares cuando era vicepresidente del país en 2009 al 2014 bajo la gobernación de Mauricio Funes.

En esta trama sobre una supuesta corrupción están implicados varios exfuncionarios, algunos puestos en prisión preventiva, como son Violeta Menjívar, Erlinda Handal, Carlos Cáceres, Cálixto Mejía y Hugo Flores.

Otros cinco exfuncionarios, que no ha sido detenidos, también se les busca con carácter de extradición, y son  además de Sánchez Cerén, Lina Pohl, Gerson Martínez, Manuel Quinteros y José Belarmino López.

Para expertos, estas acusaciones forman parte de nuevo caso de lawfare, una forma de utilizar las leyes para lanzar acusaciones contra opositores, incluso con pruebas falsas, con el objetivo de impedir que sigan con su carrera política, el caso más notorio ha sido contra el expresidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Siliva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.