Greenpeace protesta ante la Embajada de Brasil en Madrid simulando un incendio forestal

MADRID (Sputnik) — Activistas de la organización ecologista Greenpeace protestaron a las puertas de la Embajada de Brasil en Madrid, donde simularon un incendio forestal para dar la voz de alarma sobre la proliferación de fuegos en la selva amazónica este verano.

«Hoy hemos venido a la Embajada de Brasil en Madrid para mostrar al embajador la desolación que dejan las cenizas, la tierra calcinada y los troncos humeantes», señala Greenpeace en un comunicado

A su modo de ver, la orden del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de prohibir las quemas en la selva amazónica y el Pantanal brasileño no ha funcionado, ya que un mes después de dicha orden «la destrucción va en aumento».

Durante la protesta los activistas esparcieron cenizas y ramas quemadas, levantando una cortina de humo frente a la sede diplomática, donde desplegaron dos pancartas con los lemas «Dejad de quemar la Amazonía» (en castellano) y «Bolsonaro, sin la Amazonía no hay futuro» (en brasileño).

Según datos del INPE, la agencia aeroespacial brasileña, durante dl pasado mes de agosto se detectaron 29.308 focos de incendio en la Amazonia, la segunda tasa más alta de los últimos 10 años.

Solo en el Estado del Amazonas se registraron 8.301 focos de incendios, el mayor número de  su historia.

En opinión de Greenpeace, la cifra real podría ser superior, ya que el satélite de la NASA utilizado para recoger datos oficiales sobre el número diario de fuegos tuvo problemas técnicos desde mediados del mes de agosto.

En cualquier caso, los ecologistas consideran que «estos datos preocupantes dejan clara la ineficacia de la orden del gobierno brasileño de prohibir los incendios en la región desde el 16 de julio».

De hecho, la organización señala que sus activistas en Brasil pudieron tomar fotografías aéreas en las que se percibe «una destrucción generalizada en toda la selva, incluso en las áreas protegidas y territorios indígenas».

Los activistas señalan a Jair Bolsonaro como el «principal responsable» de la destrucción de la Amazonía, ya que «sigue minimizando el problema o directamente negando que la Amazonia esté en llamas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.