Juana, Pepe y Lupita inician su camino a la libertad

DL. Bajo un ambiente de optimismo se da inicio a un proyecto sin precedentes en la República Dominicana: la liberación de los tres manatíes en cautiverio en el Acuario Nacional, coordinado y dirigido por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Luego que el Ministro, Orlando Jorge Mera, anunciara públicamente el proyecto el pasado mes de septiembre, un equipo de veterinarios, biólogos y técnicos se encuentran preparando un cronograma estricto para intentar liberar a los animales en su hábitat natural.

En el proyecto trabajan el Vice Ministerio de Costeros y Marinos, el Acuario Nacional y la Fundación Dominicana de Estudios Marinos, FUNDEMAR.

El primer paso fue empezar a enseñar a los animales a comer como lo harían en la naturaleza. Hasta ahora la comida se les proporciona desde la superficie de los estanques y ellos suben a comer, pero a partir de ahora se está procediendo a darles hierbas marinas, las cuales son amarradas y hundidas en los estanques. Los animales deben comer en el fondo arrancado el alimento, tal como lo harían en el mar.

El pasado miércoles 30 de septiembre, se llevó a cabo la primera intervención médica a los tres animales. Diferentes especialistas realizaron electrocardiogramas, tomaron muestras de sangre y evaluación de piel, bajo la dirección del director médico del proyecto, Francisco de la Rosa. Estuvieron presentes la directora del Acuario Nacional, Wanda García y el vice ministro de Costeros y Marinos, José Ramón Reyes.

Para poder realizar los exámenes médicos fue necesario varar a los animales vaciando los estanques. A partir de este momento se trabajó rápidamente con cada manatí, los cuales se encuentran distribuidos en dos estanques: Pepe, por su condición de macho sexualmente maduro, se encuentra solo en un estanque, mientras Juana y Lupita, permanecen en el estanque de exhibición.

Aunque ya se ha iniciado el proceso, no se ha terminado de definir el costo del mismo; se calcula será muy elevado. En la entrevista realizada a Orlando Jorge Mera para el Dialogo Libre de Diario Libre, el ministro explica que para cubrir el costo del proyecto han “tocado las puertas” del sector privado y han encontrado empresas dispuestas a colaborar aunque no confirmó cuáles son hasta ahora.

El plan contempla una liberación dura o directa de Lupita, la más joven, en Luperón. Con Pepe y Juanita se está planificando una liberación blanda en Bayahíbe, lo que significa que primero se llevan a un corral en el mar, donde se va evaluando su adaptación al medio y no serán liberados hasta que se asegure que pueden desempeñarse en libertad por sus propios medios. También existe la posibilidad de que los tres animales sean liberados en Bayahíbe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.