La agonía para lograr conseguir una pinta de sangre

LD. Eran las 8:00 de la noche del lunes feriado. La lluvia no cesaba. Estábamos allí, con el carro lleno de posibles donantes, frente a la Cruz Roja, para conseguir las dos pintas que pidió el doctor con carácter de urgencia para Gloria, una chica de 16 años con un sangrado de casi un mes.

Nos quedamos en el vehículo mientras su tío entraba con un vecino para hacerse la prueba de si podía donar o no y luego de casi una hora regresó molesto porque el personal que atiende a quienes llegan en busca de sangre para sus familiares enfermos no estaba en sus lugares y no había nadie para atender a quienes llegaban.

Otras personas en un carro cercano, también estacionado frente a la Cruz Roja, se quejaban de las dificultades que tenían para conseguir las pintas de sangre que pidieron los médicos para su padre que estaba grave en hospital traumatológico Darío Contreras.

La angustia se les notaba en el rostro y la impotencia en sus palabras al responder el celular a los familiares que llamaban desde el hospital. “Estamos aquí en la Cruz Roja, pero ahora no hay quien nos atienda” decía el hombre mientras contaba que un seguridad intentó ayudarlos pero que el personal que iniciaba el proceso para conseguir la sangre no estaba en su lugar en ese momento. Otra persona que lo acompañaba llegó molesto: “Oye eso, ahora dizque solo nos pueden entregar una pinta y el médico pidió tres; y ahora cómo hacemos, me dicen que debemos venir mañana con los donantes para conseguir las que nos faltan”. La situación se le podría   complicar a esta familia.

VIDA O MUERTE

Una drama.

Casi media hora des­pués, el tío de Gloria fue llamado a donar sangre, para servir a su sobrina una de las dos pintas que pedía su mé­dico.

Las dificultades pa­ra conseguir donan­tes o personas que ca­lifiquen, su costo y la premura con que se re­quiere trastorna la ra­zón de cualquier mor­tal con un pariente que se debate entre la vida y la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.