La consulta del PLD y su resultado

Daniel Regalado

El Partido de la Liberación Dominicana ha decidido elegir su candidato a la presidencia el próximo 16 de octubre. Hace 3 años, ese mismo proceso, trajo la más grande división y la salida del gobierno de un partido que llevaba 16 años continuos dirigiendo el destino del país.

En esta nueva oportunidad, no se encuentran como candidatos, ninguno de los dos principales lideres y ex presidentes de esa organización. No está Leonel Fernández, quien partiera y formara el partido La Fuerza del Pueblo y no estará tampoco en la boleta Danilo Medina, por encontrarse imposibilitado por la constitución.

Los principales pre candidatos al momento son: Margarita Cedeño y Abel Martínez. Este último, ha demostrado tener mayor arraigo.

Sin embargo, todos sabemos el poder que adquiere un candidato a la presidencia en un partido. Este se convierte en la figura más importante de su partido. Es quien coordina y decide alianzas, compañeros de boleta y durante ese proceso logra convertirse en el centro de atención de todo miembro de esa institución. Algo que sabemos y ya vimos en el pasado, Danilo Medina no permite en ese partido.

Veamos. En la referencia más reciente que tenemos al respecto las siguientes variables dan señales de lo que sucederá el 16 de octubre: Danilo Medina se negaba a entregarle esa candidatura a Leonel Fernández, pero se negó también a entregársela a Carlos Amarante Baret, a Temístocles Montas, a Reynaldo Pared Perez , a Dominguez Brito y a cualquier otro compañero meritorio que ante nuestros ojos pareciese merecedor.

Debajo de una manga, lo impensable sucedió, apareció Gonzalo Castillo y recibió todo el apoyo de una estructura en el gobierno, con un llamado directo a ministros y funcionarios, de apoyarlo…todos sabemos lo que sucedió después.

Viendo este escenario, observando la fuerte conexión personal entre Margarita -Danilo Medina y notando la falta de apoyo de grandes figuras del Comité Político junto distanciamiento evidente entre Danilo y Abel solo me surgen preguntas:

En un partido donde los miembros del Comité Político son semidioses y siempre se han identificado en ese tipo de elecciones…

Dejara Danilo que Abel tenga ese poder o hará de nuevo su jugada maestra para pasarlo a quien desde el principio parece ser su candidata? Tendrá Abel la fuerza suficiente para vencer toda esa fuerza que Leonel no pudo vencer? Todo luce especulación, pero para muchos, el resultado ya fue decidido entre un pequeño anillo, pues como danilologo que soy me queda claro que esa ausencia tan marcada de los Dioses en este certamen, es la prueba irrefutable de que ya se guisó y nadie quiere ser salpicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.