La «factura promediada» de las EDE provoca la queja de comerciantes y usuarios

DL. La pandemia de COVID-19 y la ineficiencia de las empresas distribuidoras de electricidad (EDE) para leer en los contadores el consumo de sus clientes, está provocando que una parte de la población y los comercios vea incrementada su factura por el servicio.

Lorenza Hernández, cliente de EDEEste, vio pasar el monto de su factura de RD$1,003 en abril a RD$1,507 en junio y julio, equivalente a un incremento de un 50.2 %, pese a que su consumo eléctrico es apenas ligeramente superior al registrado en el cuarto mes de 2020, según reflejan sus recibos.

“Debido a la medida de contingencia que se tomó en abril, a todos los clientes le facturaron de manera promediada, generada por la empresa en base al cálculo de una media de los últimos tres consumos o el promedio de pago mensual”, explicó Hernández sobre la respuesta dada por la distribuidora a su reclamación.

Declaró que la EDEEste le comunicó que su queja sería resuelta en mayo, cuando tuvieran lectura real del contador y que si la misma era menor a lo que se le cobró por promedio el restante se le devolvería en la factura del mes siguiente, pero que si era mayor se le facturaría la diferencia. Sin embargo, manifestó que hasta el momento la empresa no le ha dado respuesta a su caso.

En tanto, el presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC), Iván García, dijo que igual situación ocurre con ese sector, tras afirmar que las EDE promediaron el consumo de energía de enero y febrero de 2020 de los negocios y realizaron una falsa facturación de marzo hasta junio.

“Estando los negocios (en abril, mayo y junio) cerrados llegó la factura igual y dijeron (las distribuidoras) que era porque los lectores no podían estar en la calle por el COVID-19”, denunció García.

Señaló que les están obligando a pagar por una electricidad no consumida, indicando que las EDE comenzaron a cortar el servicio para obligar a los comerciantes a hacer acuerdos de pago.

“Y más aun, están cobrando intereses por esas facturas que eran falsas. Ahora es que nos están cobrando cara la energía, el valor de la factura se ha incrementado dos y tres veces con respecto a antes de la pandemia. Hay lugares que pagaban cuatro mil pesos de factura que ahora llega a 13 mil y 14 mil pesos”, criticó el titular de la FDC.

Antonio Cruz Rojas, vicepresidente del Consejo Nacional de Comerciantes y Empresarios de República Dominicana (Conacerd), reveló que a través de «facturas maliciosas» las EDE cobraron entre febrero y julio pasado más de RD$3,282 millones a 83,365 micro, pequeñas y medianas empresas del país.

“Hasta este momento no hemos detectado que las EDE hayan realizado aumento en su tarifa eléctrica, según la comparación que hemos hecho en el costo del kilovatios-hora, pues el problema no radica en esa parte. El secreto está en la facturación maliciosa que realizan las distribuidoras”, sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.