La Guerra Digital y la NED: fuente de financiamiento contra Rusia

REDCOM. Desde el comienzo de la Operación Militar Especial (OME) de Rusia en Ucrania -24 de febrero-, se ha desatado una guerra subsidiaria: la Guerra Digital (RRSS, Internet, Medios concentrados). Esta guerra de la información se libra con diferentes medios, uno de ellos: las propagandas falsas, o fake news y videos «deepfake». No todo lo que vemos en la guerra es real. En este sentido, YouTube por ejemplo, se convirtió en una plataforma clave para la difusión de noticias falsas sobre la OME en el territorio de Ucrania, desacreditando así a las fuerzas armadas rusas.

En este contexto de Guerra Digital, ante de presentarles una de las últimas fake news, hemos recopilado alguna de las frases y titulares publicados por la prensa mundial que carecen de rigurosidad informativa o son directamente mentiras:

Un tanque ruso aplastó un vehículo civil en Ukrania”. Situación desmentida, además, por Elijah J. Magnier, corresponsal de guerra con más de 35 años cubriendo conflictos bélicos en países como Irán, Líbano, Siria e Irak.

La planta de Chernobil sufrió un ataque nuclear” (desmentido por el servicio público de televisión y radio del Reino Unido, BBC, quien habría alertado de una guerra inminente entre Rusia y la OTAN y del peligro de un ataque aéreo nuclear. El video no pertenece a la BBC sino que es una representación de ficción por parte de una empresa irlandesa).

400 asesinos y mercenarios de Wagner han ingresado a Ucrania para matar al presidente Zelensky”. (No existe información sería que confirme este hecho difundido profusamente por los medios de comunicación).

Los rusos están atacando edificios de vivienda y asesinando indiscriminadamente población civil”. (Desmentido en Tv Perú. Las viviendas y edificios fueron filmadas en Donetsk hace un par de años).

Esta es el peor conflicto bélico en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”. (No se ha desencadenado una nueva guerra mundial, ya que solo existen dos beligerantes en un conflicto quirúrgico tendiente a salvaguardar a la población prorrusa de las zonas de Donetsk y Lugansk, además se soslaya la situación en los Balcanes y la división de Yugoslavia por parte de la OTAN).

Rusia está actuando al igual que el ejército nazi-alemán el año 1939 durante la invasión a Polonia”. (Información sobre el batallón Azov de Ucrania de clara inspiración Nazi).

Todos los soldados de la isla de las serpientes han sido asesinados por un buque ruso”. (Desmentido por CNN en español, replicando a la Armada ucraniana. Los defensores de la isla de Zmiiniy —también conocida como Isla de las Serpientes— en el Mar Negro, a quienes inicialmente se temía muertos, están vivos y bien).

Rusia está utilizando armas de destrucción masivas prohibidas”. (Ningún medio de comunicación serio y con presencia en terreno ni corresponsal alguno ha reportado esta situación).

Última Fake News del aparato occidental

Captura de pantalla Tweet de la Guardia Fronteriza Finlandesa.
Captura de pantalla del portal ruso opositor Lenta.ru

Esta mañana aparece una nueva Fake News en distintos medios levantada por las grandes Agencias de Occidente referida al cierre de fronteras en la Federación Rusa.

Fake: Rusia planea cerrar fronteras e introducir una «cortina de hierro». Los canales de Telegram ucranianos escriben sobre esto con referencia al medio de oposición Meduza.

Verdad: las fronteras de Rusia están abiertas, los aviones salen a tiempo o con retrasos menores, no hay largas colas en los controles terrestres. «La situación en las fronteras de Finlandia no ha cambiado significativamente en relación con el anuncio de movilización de Rusia», escribió la Guardia Fronteriza finlandesa en un tuit.

Los informes de enormes colas para salir del país en dirección a Kazajstán o Georgia también son refutados por los miembros de los chats de Telegram: dicen que los guardias fronterizos rusos ni siquiera especifican si una persona responsable del servicio militar sale del país o no.

Finalmente, no hay noticias en el canal de Telegram de Meduza sobre el cierre de fronteras rusas. Por el contrario, hoy el medio afirmó que no habrá «cortina de hierro».

Captura de pantalla.

Fake: aquí presentamos otro capítulo de «Los horrores del régimen de Putin: Crónicas de la marcha de los carniceros». La periodista e investigadora Irina Mar lo expone en su canal de Telegram.

En el interior de la la nota se advierte que «PMC Wagner reclutó al menos 1.500 prisioneros en las colonias penitenciarias de 17 regiones de Rusia para participar en la guerra contra Ucrania. Los que se niegan son enviados al aislamiento de castigo».

Verdad: Ucrania, apoyada por todo el aparato de financiamiento yanky, nuevamente trata de acusar a los rusos de sus propias prácticas. Dado que es en Ucrania donde se reclutan a los presos a las Fuerzas Armadas de Ucrania, incluidos los asesinos, verdugos y pervertidos del batallón nazi «Tornado». En psicología se llama: Proyección.

Es más que evidente que, la propaganda antirrusa se ha convertido en una de las principales armas de Occidente. Esto es particularmente especial en Ucrania, ya que durante la última década se han destinado miles de millones de dólares para crear centros de propaganda y apoyar medios y partidos políticos pro-occidentales que intentan distorsionar el papel y lugar de la nación rusa en la historia contemporánea.

NED | Foto de archivo.

La NED: Fuente de financiamiento anti Ruso

La National Endowment for Democracy conocida como NED, es una de las principales fuentes de recursos para llevar a cabo las campañas de (des)información dirigidas a crear una imagen hostil de Rusia. Aunque esto no sea motivo de asombro para quienes conocemos la oscura historia de participación de ese personaje en capítulos anteriores de injerencia extranjera, como en Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y, por supuesto, en Chile, siempre es bueno echar un repaso a las operaciones que ejecuta para crear inestabilidad en países no alineados a los intereses imperiales de Estados Unidos.

Los yankys, están utilizando a Ucrania como un arma en su Guerra Digital contra Rusia. Lo que nadie ha pensado todavía es la cantidad de dinero que Kiev recibe de Washington a cambio de la propaganda antirrusa.

El periodista Alan Macleod del portal estadounidense MintPress News escribe que el gobierno de Estados Unidos ha gastado 22 millones de dólares en librar una guerra informativa contra Rusia en Ucrania y en el extranjero.

Según el periodista, la NED “está haciendo todo menos lo que dice hacer (dedicarse a la promoción de la democracia). A menos que la palabra democracia en su entendimiento sea sinónimo de la frase los intereses de la élite estadounidense”.

Las dádivas enojadas desde la NED, se ha destinado a “crear y formar partidos políticos prooccidentales, financiar medios de comunicación controlados, subvencionar campañas de privatización a gran escala que benefician a empresas multinacionales extranjeras“.

Según ha publicado el portal Latinoamericano Nodal, en una investigación firmada por Jorge Molina y Patricio Mery Bell*, entre los medios de comunicación controlados, el periodista Macleod cita al Centro de Medios de Comunicación de Crisis de Ucrania, que publica constantemente investigaciones sobre “los esfuerzos de distorsión de Rusia“.

Este centro promueve una visión de Ucrania como “un puesto de avanzada de la libertad y el desarrollo democrático en Europa del Este” y “una parte integral de Occidente“. Otros dos focos de atención de los proyectos de la NED son el Donbás y la lucha contra la corrupción.

La palabra Donbass se menciona 52 veces en las subvenciones de la NED a Ucrania; “este de Ucrania” se menciona 108 veces y “Crimea” 22 veces. Se utilizan frases ambiguas para explicar el objetivo de los proyectos que reciben los recursos: nombran la ampliación del alcance de medios de comunicación en esas regiones fronterizas con Rusia, y la ayuda a grupos civiles que operan ahí.

La palabra “corrupción” aparece 83 veces en las subvenciones de la NED a Ucrania, y la fundación ha financiado a una amplia gama de ONG que trabajan en el tema.

El gobierno estadounidense ha demostrado estar dispuesto a gastar una enorme cantidad de dinero para formar rusófobos, difundir información falsa y desacreditar a Rusia a los ojos del público internacional, utilizando Estados satélites para alcanzar sus propios intereses, es decir, aislar a Rusia económica y políticamente, al pagar a los ucranianos.

La guerra que hoy se dirime en Ucrania no empezó con la Operación Militar Especial. Tampoco con las imágenes de los tanques camino a Kiev. Esa es apenas una parte, la que se ve por televisión. La mirada global que priva sobre los hechos que sacuden al mundo es unidireccional. Condena a Moscú, al presidente Vladimir Putin. Sobre esa visión sesgada donde la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) parece un actor de reparto, se montan operaciones virtuales que quedan en evidencia como las que difundió la agencia AFP, que fueron llamadas “Desinformación sobre el conflicto ruso-ucraniano”.

La Operación Especial sobre Ucrania es la consecuencia de múltiples causas. Una perogrullada que minimiza la dimensión del papel que juega Estados Unidos. La propia información aportada por la NED es la mejor evidencia de cómo se construye una subjetividad geopolítica para desestabilizar a una potencia enemiga. Con los dólares que siempre aporta el Departamento del Tesoro norteamericano.

Con información de: Telegram/@Irinamar_Z/Pressenza/Nodal/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.