La importancia de la evidencia en el discurso político.

Por Juan Carlos Espinal.

En la proliferación mediática es donde la conexión histórico política de Juan Bosh con los dominicanos desempeño un papel central de la democratización de los partidos políticos de pos guerra.

Dicha democratización social y política incluyo la construcción de un proceso constitucional destinado a la preservación de los derechos fundamentales, la ampliación de la participación política y el desarrollo de nuevas transferencias de movilización social.

Durante la guerra fría, los medios de comunicación se entregaron a la clásica guerra psicológica cada vez más refinada por el uso intensivo de la tecnología, un exceso ideológico en los vectores del control educativo y cultural para lanzarlos a la opinión pública y una política de restricción mediática de ante mano.

El desarrollo económico, social y político de la sociedad de entre 1970 y 1990, los incentivos del desarrollismo económico de los gobiernos de Balaguer, los motivos políticos de los grupos económicos para proteger sus hegemonías empresariales colabora para dar al traste con los esfuerzos restrictivos de la participación.

El presidente Joaquín Balaguer promueve la proliferación de las instituciones públicas como algo que expresa los intereses de un orden constitucional difuso.

Sin embargo, rápidamente entiende la democratización como un hecho que se manifiesta geopolíticamente.

Por otro lado, José Francisco Peña Gómez concebía los medios de comunicación en relación a la política como un instrumento de una gran capacidad de disuasión que provocó la reducción de las restricciones.

Los esfuerzos de Juan Bosh y otros líderes políticos por impedir las restricciones a la participación continuó teniendo un éxito limitado.

Por consiguiente, la actitud de Balaguer para persuadir la apertura hacia una sociedad abierta aumento la consigna reeleccionista que propugnaba un tiempo ilimitado e indefinido.

Durante los años 80s, Salvador Jorge Blanco, Antonio Guzmán y Jacobo Majluta concitaron la esperanza de la renovación política produciendo transiciones democráticas en la mayoría de los movimientos sociales, la sociedad civil organizada y los medios de comunicación tradicionales.

Esas transiciones democráticas generó la creencia de que estaba en marcha una revolución democrática a escala nacional tras los 30 años de Trujillo y los 12 años de Balaguer.

El creciente poder económico del sistema financiero hace cada vez más influyente a los grupos de sociedad civil en lo que respecta a los medios de comunicación, los derechos humanos y la democracia representativa.

El crecimiento económico de los 90s hizo necesario el fortalecimiento de los partidos políticos, las clases medias , las Pymes y los medios de comunicación.

El presidente Leonel Fernandez emerge dentro de esa nueva sociedad abierta llegando siempre a los mercados de las burguesías y clases medias mediante la radio y la televisión.

Los esfuerzos del gobierno dominicano 1996-2000 por promover un diálogo nacional se sumó a los esfuerzos por difundir una visión internacional de República Dominicana.

Los medios de comunicación continuaron ampliando la visibilidad de la diversidad cultural, difundiendo los valores de los derechos sociales y políticos en su contexto histórico permitiendo derechos de libertad de expresión que habían dejado de existir.

Por primera vez, desde la declaración universal de los derechos del hombre el derecho natural de la comunicación multiplicaba o disminuía las ocasiones de conflicto.

Los neotrujillistas se opusieron radicalmente a la proliferación de los medios de comunicación modificando el equilibrio político hasta finales de los años 80s.

Peña Gomez era consciente de la importancia de los medios de comunicación instrumentando positivamente el programa radial Tribuna Democratica con un auténtico toque de enraizamiento político.

A principios de los 90s, los líderes políticos dominicanos eran octogenarios.

El establecimiento político de entonces se debatía entre la liberalización económica, satélites de telecomunicaciones, medio ambiente, crecimiento económico y remesas.

En ese escenario, Vanguardia del Pueblo medio de expresión política de la nueva cultura de masas se convirtió en un tema importante en las elecciones presidenciales de 1996, y al parecer contribuyó a la victoria libero conservadora del PLD – PRSC sobre el PRD que se extendió hasta finales del año 2012.

La evidencia en el discurso político proporciona credibilidad al argumento que a su vez promueve el conocimiento.

El uso intensivo de la información a través de las redes sociales conforma un nuevo orden ideológico y político.

La distribución de datos, cifras, estadísticas, infografías está subvirtiendo las tendencias regresivas de la propaganda.

Los movimientos sociales progresistas, los medios de comunicación alternativos y la sociedad civil organizada en alianzas con partidos políticos en minoría constituyen un gran atractivo para los trabajadores en un mundo interconectado que avanza hacia democracias constitucionales participativas.

La interconectividad digital, la Fibra Óptica, el 5G terminará con la era del pensamiento analógico de la Radio y la Televisión satelital para introducirnos en la inteligencia artificial.

El uso de la evidencia en política está creando un liderazgo político emergente caracterizado por la democratización de los partidos.

La resistencia del conservadurismo político, la concentración del poder electoral, la desaparición de 20 de 27 partidos políticos que el pasado 5 de Julio del 2020 no alcanzó el 1% de los votos del padron Electoral de la Junta Central Electoral, el Stream Live, las alianzas comunitarias difumina el antiguo esquema de la concertación oligarca.

La Prueba como ejercicio de transformación revolucionaria supera el ejercicio de los Fake News, la manipulación de los contenidos, los Botts y Trolls sustituyendo el margen de la duda.

No lo dude.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.