La Justicia boliviana decreta prisión domiciliaria a la exministra de Salud del Gobierno de Áñez por irregularidades en la compra de respiradores

RT. María Eidy Roca está imputada por los delitos de contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

La Justicia boliviana decretó este lunes prisión domiciliaria contra María Eidy Roca, exministra de Salud del Gobierno de facto de Jeanine Áñez, por irregularidades en la compra de respiradores chinos en el marco de la pandemia del coronavirus.

Además de cumplir la medida cautelar de prisión domiciliaria, Roca deberá pagar una fianza de 70.000 bolivianos (unos 10.145 dólares) por el daño y acudir ante la Fiscalía cada viernes, según determinó el Juzgado de la Paz.

La Fiscalía Departamental de La Paz investiga las supuestas irregularidades durante el Gobierno de facto de Áñez en el marco del proceso de adquisición de 344 ventiladores mecánicos provenientes de China para hacer frente al covid-19.

De acuerdo con las indagatorias, el Gobierno de Áñez adquirió respiradores aun sobreprecio de alrededor del 300 % y, además, no eran los indicados para atender a los pacientes con covid-19 que ingresaban a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Acusación contra exministra

En lo particular, Roca está acusada por presuntamente firmar una enmienda que modificó el contrato de la compra de ventiladores mecánicos, suscrito entre el Ministerio de Salud y la empresa Grupo AGEM Ingeniería y Proyectos S.A.U. Sucursal Bolivia.

Según la investigación de la Fiscalía, Roca incluyó un anexo contractual que modificó dicho convenio, cuando tenía conocimiento de que los ventiladores mecánicos no «cumplían con las especificaciones técnicas».

El pasado 1 de marzo, la Fiscalía Departamental de La Paz imputó formalmente a Roca por la comisión de los siguientes delitos: contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

Este lunes, el abogado de Roca, Carlos Camacho, calificó como una «aberración» la sentencia judicial, debido a que la exministra es una persona de la tercera edad y tiene «problemas de salud», por lo que necesita ser atendida regularmente, según expuso el defensor, citado por medios locales.

El Gobierno estima un daño económico por seis millones de bolivianos (unos 869.629 dólares) en el caso de la compra de ventiladores mecánicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.