La ministra de Relaciones Exteriores peruana renuncia, tras admitir que recibió la vacuna contra el covid-19 de Sinopharm

RT. Ocurre después de que una investigación periodística revelara que el expresidente Martín Vizcarra y su esposa recibieron la vacuna de la farmacéutica china en octubre, «antes que cualquier peruano», aunque el exmandatario afirmó que fue inyectado como participante en un ensayo de Fase 3.

La ministra de Relaciones Exteriores de Perú, Elizabeth Astete, presentó su carta de renuncia al presidente de la República, Francisco Sagasti, después de admitir que recibió la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica china de Sinopharm.

Astete afirmó que aceptó el ofrecimiento de recibir la primera dosis de la vacuna Sinopharm el 22 de enero, «al haber estado en contacto con varios funcionarios que resultaron positivos» al covid-19 en diciembre del 2020 y enero del 2021. En ese contexto, declaró que entendía que «se trataba de un remanente del lote de vacunas a cargo de la Universidad Cayetano Heredia».

La canciller afirmó que «no podía darse el lujo de caer enferma» porque tenía la responsabilidad de participar en la negociación para la adquisición de las vacunas, «particularmente si se tiene en cuenta que el vicecanciller Manuel Talavera estuvo ausente, primero por haber sido afectado por la pandemia, y luego por haber tenido que ser operado de la retina».

«A raíz de la reciente revelación sobre la vacunación del presidente Vizcarra y de su esposa y del comprensible impacto que esta noticia ha tenido en la opinión pública, soy consciente del grave error que cometí, razón por la cual decidí no recibir la segunda dosis», reiteró a continuación, agregando que presentó su carta de renuncia a Sagasti.

Ocurre después de que una investigación periodística revelara que el expresidente Martín Vizcarra y su esposa recibieron la vacuna de la farmacéutica china en octubre, «antes que cualquier peruano».

Al salir la investigación a la luz, Pilar Mazzetti, quien se desempeñaba como ministra de Salud de Perú, renunció a su cargo. Aseguró no haber tenido conocimiento de lo ocurrido.

Mientras tanto, el exmandatario afirmó que fue inyectado como participante en un ensayo de fase 3. Confesó haber mantenido en secreto su participación, y la de su esposa, como voluntario durante la investigación del fármaco, debido a la naturaleza anónima de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.