La vacuna Sputnik V acerca a Rusia y América Latina

SPUTNIK. El uso de Sputnik V, una de las vacunas rusas contra el COVID-19, se ha autorizado en 60 países, siendo más de un 20% de esas naciones en América Latina y el Caribe.
Un sondeo llevado a cabo en nueve países el pasado marzo por la organización YouGov mostró que Rusia es vista como el productor de vacunas más confiable, junto con Estados Unidos.
Por su parte, la vacuna Sputnik V es la marca más reconocible: el 74% de los encuestados ha oído hablar de la vacuna rusa. El fármaco de Pfizer y BioNTech ocupó el segundo lugar, mientras el de AstraZeneca se quedó en el tercer puesto.
Una tendencia similar se observa en América Latina, apunta el argentino Juan Martín González Cabañas, analista geopolítico de Vision & Global Trends. El especialista ha analizado encuestas de opinión pública llevadas a cabo en Argentina, Brasil, México, Perú y Chile. Los resultados dejan ver que es alto el nivel de confianza hacia Sputnik V entre las naciones latinoamericanas.

De acuerdo con González Cabañas, el principal aspecto que llevó a estos niveles de confianza, fue el inicio de la campaña de vacunación, y el hecho de que, luego de un par de meses de que se iniciara, la vacuna no haya mostrado mayores efectos adversos.
«En el caso de Argentina (y esta lógica se puede aplicar a toda la región) el artículo publicado en The Lancet supuso un punto de inflexión, una verdadera ‘línea divisoria’, la difusión de esta publicación generó una mayor percepción de confianza», puso de relieve el experto.
La autorización del uso de Sputnik V por parte de Rusia en agosto de 2020 fue inmediatamente recibida con una ola de informes difamatorios de la prensa occidental. Sin embargo, el pasado febrero, la publicación en la renombrada revista médica The Lancet reconociendo que la vacuna rusa es segura y efectiva ayudó a cambiar la visión acerca de Sputnik V en el mundo.
No cabe duda de que la extensa campaña de difamación de los grandes medios de comunicación estadounidenses y europeos afectó la percepción pública de la vacuna fabricada en Rusia, incluso en América Latina, cree el analista argentino. Para González Cabañas, los niveles de confianza hacia la Sputnik V podrían haber sido incluso más altos si la prensa occidental hubiera tratado a los científicos del Centro Ruso Gamaleya y su vacuna de manera justa.
«Sin embargo, la eficacia de Sputnik V y sus casi nulos efectos adversos hablan por sí mismos y sirven como la mejor publicidad para la vacuna rusa», enfatiza González Cabañas.
Después de que fuera aprobada por los Gobiernos de países como Argentina, México, Bolivia, Paraguay y Venezuela, llegó a Brasil, el país latinoamericano más grande, que empezó los trámites para la compra de Sputnik V. El pasado 6 de abril, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y su homólogo ruso Vladímir Putin mantuvieron una conversación telefónica para agilizar el uso de la vacuna en Brasil.
Según explicó el propio mandatario brasileño en sus redes sociales en la ocasión, la conversación trató sobre la posibilidad de recibir las vacunas rusas en Brasil y fue «muy productiva».

«Esa creciente adopción [de la vacuna Sputnik V en América Latina] refleja que Rusia está ganando una mayor presencia en la región que Estados Unidos ha considerado tradicionalmente como dentro de su esfera de influencia», subrayó AP.

Para Tom Shannon, exsubsecretario de Estado de EEUU, el país norteamericanao «ha perdido en gran medida la oportunidad de interactuar con los Gobiernos latinoamericanos durante la pandemia». Por el contrario, Rusia está aprovechando la oportunidad para reforzar su cooperación con la región, puso de relieve el medio.
«Si bien la región es compleja y hay muchos factores involucrados, si nos guiamos por una lógica simple, la colaboración rusa con América Latina durante la pandemia debe reflejarse en una percepción pública más positiva sobre Rusia en la región», opina González Cabañas, antes de agregar que esto se aplica tanto a los países latinoamericanos que tienen vínculos de larga data con Rusia, como a los que aún no han establecido lazos con el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.