Las cuentas de ahorro y los sanes son de los instrumentos favoritos de los dominicanos

DL. La mayor masa de ahorrantes con cuentas abiertas en las entidades bancarias que tiene República Dominicana corresponde a personas con niveles más altos de ingresos, lo que representa el 67 por ciento; mientras que los de menor ingreso alcanzan el 14 por ciento.

La información está contenida en la Encuesta Económica y Financiera del Banco Central de la República Dominicana, data que revela que el denominado “san”, ocupa una posición importante entre los mecanismos de ahorro del dominicano, son el 11 por ciento en personas con mayor ingreso adquisitivo y de tres por ciento los de menor ingreso.

Al celebrarse este 31 de octubre el Día Mundial del Ahorro, Diario Libre lleva un especial con las informaciones de mayor interés en torno a la cultura del ahorro de la comunidad dominicana, así como los principales mecanismos que se utilizan en la nación.

Con un familiar, los de ingresos más altos resultan el ocho por ciento, versus el tres por ciento que representan los de ingresos más bajos. Otros tipos de instrumentos de ahorro no detallados representan el ocho por ciento para los de más altos ingresos y el uno por ciento para los de más bajos.

Situación del ahorro en RD

Para Julio F. Lozano, director de Estudios Económicos de la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana, el tema ahorro es una de las claves para el desarrollo de una nación, máxime en desarrollo, como es la dominicana.

El especialista explica que cuando se habla del ahorro, la mayoría de la población visualiza el cochinito y la alcancía; sin embargo, precisa que esto representa una dimensión a nivel de los hogares.

“Debemos entender que el ahorro es un tema país, que tiene una dimensión macroeconómica. Es muy importante para el desarrollo de nuestras sociedades contar con altos niveles de ahorro”, indicó.

Lozano explicó que el ahorro, como porcentaje del PIB, muestra la relación positiva entre los países que más ahorran y los que más invierten.

“Los países que logran tener niveles altos de ahorro, pueden traducirlo a un mayor nivel de inversión, y la inversión es un componente necesario para poder alcanzar crecimientos sostenidos de la economía”, manifestó.

Precisa que los países que tienen más ahorros son los que logran sostener tasas de crecimientos más altas, como es el caso de China, Singapur, Corea, Malasia, Vietnam, que son los países asiáticos que se escucha que crecen mucho. La receta es que en esas naciones se ahorra mucho.

“El ahorro nacional muestra que República Dominicana tiene un coeficiente de ahorro de un 23 por ciento del PIB. En la década del 90 llegamos a tener un 26 por ciento sobre el PIB, pero luego ese nivel de ahorro fue descendiendo. En la última década se ha ido recuperando un poquito, pero no hemos vuelto a alcanzar ese nivel que tuvimos”, señaló.

Al comparar el país con otras naciones, indica que en la década de 1980 el país tuvo un promedio de un 13 por ciento del PIB, luego subió al 19.6 por ciento del PIB, luego a 22 por ciento, pero en la última década no se pudo sostener ese esfuerzo de ahorro y por lo que cayó a 20 por ciento del PIB.

Las cuentas de ahorro y los sanes son de los instrumentos favoritos de los dominicanos

Con respecto al resto del mundo, eso representa que al principio la brecha era 9.4 por ciento negativa, es decir, que el mundo ahorraba nueve puntos del PIB más que RD, pero como país comenzó a cerrar esa brecha. En la siguiente década era 3.7 y luego llegó a ser dos. En la última década se amplió.

“Cuando nos comparamos con los países asiáticos, esa brecha es mayor, no hemos podido cerrar esa brecha. Eso es algo común a América Latina, República Dominicana tiene ahorros similares a los países del área. Ahí uno puede ver la diferencia entre los países asiáticos y los latinoamericanos y que eso se traduce en niveles de crecimiento y de riqueza”, resaltó.

Las cuentas de ahorro y los sanes son de los instrumentos favoritos de los dominicanos
Ahorro y desarrollo

El ahorro está reflejado en las cuentas activas de los bancos, las que se diversifican como cuentas corrientes, de ahorro, depósitos a plazo, los títulos valores, y esa gran masa que son las unidades superavitarias, constituyen el segmento de los que les sobra dinero para ahorrar o los que se imponen metas para cumplir sueños a corto o largo plazo.

Asimismo, indicó que existe una estrecha vinculación entre el nivel de ahorro del país y el tamaño del sistema financiero. Un sistema financiero no crece por sí solo, sino que tiene que ir acompañado de un mayor nivel de ahorro del país y en la medida que ese ahorro crece, los sistemas van creciendo y haciéndose más profundo, de acuerdo a Lozano.

Las cuentas de ahorro y los sanes son de los instrumentos favoritos de los dominicanos

“En República Dominicana, una forma de medir qué tan grande es el sistema financiero, es a través de la ratio del crédito total sobre el PIB o de depósitos totales sobre el PIB. Viendo ambas medidas, vemos que en el país el sistema financiero aún está desarrollándose, hemos crecido mucho, pero tenemos espacio para seguir creciendo, es un poquito más pequeño que el de América Latina. Por eso, es importante fomentar esa cultura del ahorro”, resaltó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.