las puertas de la OPEP jamás se cerrarán para Venezuela

Por Magda Gibelli. CARACAS (Sputnik) — Venezuela está sitiada. Estados Unidos ha dejado casi asfixiada a su industria petrolera, y ante la abrupta caída de su producción se asomó la versión de que podría perder su certificación como país petrolero, algo que el especialista en hidrocarburos, Carlos Mendoza Potellá, calificó como un sinsentido.

«No tienen ningún fundamento porque Venezuela tiene unos recursos gigantescos de hidrocarburos y si en un momento determinado por circunstancias ajenas a su voluntad como son las sanciones, llega incluso a cero su producción no por eso pierde su condición de país exportador de petróleo, se sabe que es una situación temporal y políticamente impuesta», dijo a Sputnik.

La producción petrolera nacional, de la que dependen el 95% de los ingresos del Venezuela, cerró en niveles mínimos  en julio pasado, con 339.000 barriles diarios de petróleo según las fuentes secundarias de la Organización de Países Exportadores de Petróleos (OPEP), 0,89% más que el mes anterior.

Sin embargo, hay naciones como Libia, que están por debajo, pues solo produjo 100.000 barriles diarios en julio. Lo mismo ocurre con el Congo e incluso Ecuador, cuyos niveles de producción están muy cerca de los de Venezuela, con 521.354 barriles diarios.

Miembros de la OPEP

Varios medios venezolanos reseñaron el mes pasado declaraciones de los economistas Antonio Ecarri y José Toro Hardy, exdirector de la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA), afirmando que Venezuela, fundadora de la OPEP, había perdido la certificación del organismo por ser un «exportador marginal de crudo».

Ser miembro de la OPEP no impone una cuota de producción, explicó Potellá, economista y profesor de la Universidad Central de Venezuela.

«La OPEP es una organización de países que se sienten exportadores netos de petróleo, en esa caracterización viene del hecho de que el petróleo es la principal fuente de ingresos y realmente son monoproductores, que tienen otras industrias poco desarrolladas», explicó.

Algunos países, señaló el especialista, que incluso producen más crudo que Venezuela, no califican para ser miembros de la OPEP, «porque son desarrollados y tienen otras actividades, o subdesarrollados, pero con una economía más diversificada, como Brasil, Argentina».

La OPEP existe solo con el objetivo de estudiar el volumen de producción de crudo y analizar las decisiones que pueden ser mas favorables para sus miembros.

Las sanciones de Estados Unidos que comenzaron en 2017, no han cesado en los últimos tres años.

Cualquier empresa que utilice el sistema financiero de ese país y haga un negocio con Venezuela es blanco de amenazas del Gobierno de esa nación norteamericana, lo que ha complicado no solo la exportación, sino también la producción, al impedir contratar servicios, aseguradoras, entre otros, contratos vitales para su funcionamiento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.