Los antiguos agricultores amazónicos protegían las tierras fértiles con defensas de madera

SPUTNIK. Arqueólogos descubrieron que los antiguos agricultores de la Amazonia boliviana construyeron defensas de madera alrededor de suelos tropicales previamente pobres que se fueron enriqueciendo durante generaciones.
Estas tierras oscuras amazónicas, o terra preta, se creaban mediante la quema, el mantillo y la deposición de residuos orgánicos.

Se sabe que algunas comunidades construyeron zanjas y terraplenes alrededor de sus asentamientos, lo que sugiere que actuaban como estructura defensiva.
Las excavaciones realizadas en el sitio arqueológico de Versalles, a lo largo del río Iténez, en la Amazonia boliviana, proporcionan la primera evidencia arqueológica de que las comunidades de la región construyeron empalizadas de madera junto con movimientos de tierra.

La construcción rodea el perímetro exterior de la aldea, protegiendo las viviendas, el suelo enriquecido y el bosque. El duro clima tropical es desfavorable para la conservación de la arquitectura de madera, pero gracias a una cuidadosa excavación se detectaron los restos descompuestos de los postes de la construcción en el suelo.

No es posible saber cómo era la estructura. Los análisis arqueológicos demuestran que los habitantes de Versalles empezaron a enriquecer los suelos hacia el año 500 a. C. Después de casi dos milenios, la zanja se construyó en torno al año 1300, al mismo tiempo que se extendía el malestar social por la Amazonia.

Las fortificaciones fueron remodeladas posteriormente, incluyendo la adición de la empalizada, alrededor de 1628 a 1803.

Las excavaciones arqueológicas sugieren que la comunidad continuó prosperando durante esta época, creando elaboradas cerámicas y produciendo una diversidad de alimentos, desde cultivos básicos hasta frutas y frutos secos, además de pescado y animales cazados.
«Esto es una prueba más de que la Amazonia no es un lugar prístino, intacto. La gente ha tenido un gran impacto en la ecología de la selva. Las comunidades han realizado grandes inversiones, generación tras generación, para enriquecer los recursos naturales. Al extenderse el malestar social en toda la Amazonia, la comunidad sintió la necesidad de proteger los recursos en los que ellos y sus antepasados habían invertido tanto», declaró uno de los autores de la investigación, Dr. Mark Robinson de la Universidad de Exeter.
Los hallazgos de Bolivia fueron construidos específicamente para proteger el suelo enriquecido y esta es la primera evidencia de una fortificación adicional construida en la zanja, subrayan los investigadores en el estudio.
Los arqueólogos creen que la construcción demuestra lo importante que las comunidades consideraban que era proteger la tierra fértil.
Los resultados fueron publicados en la revista Geoarchaeology.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.