Los medios y la vulgaridad

Por Socorro Castellanos. NC. Me ha dado por preguntar si es necesario para hablar en los medios de comunicación el uso de un lenguaje el mas vulgar, hiriente y soez que podamos imaginar.

¿Acaso es que se ha corrido la voz de que para ser moderno, desde cualquier plataforma de redes sociales o emisora de radio o televisión, se tenga que decir ‘eta vaina’ cien veces, como señal de los contenidos modernos?

He visto grupos de hombres sentados ante micrófonos abiertos, hablar en tonos amenazantes y peor lenguaje, utilizar las palabras mas indecentes -tres tonos mas altos que lo que mandan lo razonable y el contenido de ellas-, de manera totalmente impropia, inaceptable desde todos los puntos de vista que uno pueda imaginar para encontrarle asidero, y que terminan golpeando la mesa, tirando sillas hacia atrás y levantándose en forma violenta, mientras grita repetidamente la palabra…….. ‘Ñoo’, ‘vaina’, ‘jodienda’. convirtiendo aquello en su peor escenario junto a otras obscenidades difíciles de repetir.

Quién les ha dicho a aquellos capaces de hacer lo que aquí comento, que eso está bien , que así es como se habla ahora, que puede hacerlo impunemente.

Qué les hace pensar, estar seguro, que pueda ser simpático y que esto los convierte en comunicadores.

Quienes hacen esto, deben ser sacados del aire por agresión al idioma y a las más elementales normas de las buenas costumbres de los dominicanos, por incitar a la violencia y lastimar la sensibilidad del ciudadano.

Hay que ponerle atención a esto y no dejarlo pasar por alto. Que no nos sea indiferente esta exhibición que se viene haciendo de degradación social, a través del lenguaje violento, retador y sin reglas ni medidas, que por demás recibe impotente el pueblo dominicano. Esta es una penosa exhibición de pueblo ignorante y vulgar, con lo cual están diciendo que el dominicano es así… ¿y nos conformamos aceptando esta realidad?

Pues no, digamos que se equivocan todos. Y cada uno que piense así sepa que no se va a poder, que llegara el día, mas temprano que tarde, que en nuestro anhelo de superación seremos el pueblo educado que merecemos ser. Que los jóvenes comunicadores que pretendan influenciar a otros sean simplemente educados y modernos, que sean capaces de crear tendencias originales y creativas, lo suficientemente divertidas y adelantadas a su tiempo, como para ser imitadas y expresadas con inteligencia y con la maravillosa riqueza del uso de nuestro idioma español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.