Los votantes de origen latino, olvidados por los propios candidatos a la Presidencia de EEUU

Por Eliana Gilet. Sputnik. La internacionalista e integrante de la Coalición de migrantes mexicanos Natasha Uren compartió con Sputnik su análisis de las elecciones de Estados Unidos señalando que, a pesar del peso del voto latino, los candidatos no han prestado atención específica a la colectividad.

Aunque las elecciones en Estados Unidos entre los candidatos Joe Biden por el Partido Demócrata y el republicano y actual presidente, Donald Trump, tiene su atención puesta en la definición de dos colegios electorales del sur del país (de los estados de Arizona y Texas) que cuentan con amplia población migrante, no dedicaron mayor espacio en sus campañas y debates a atender los puntos clave para este grupo de su población.

Según datos del Pew Research Center, viven en Estados Unidos 32 millones de personas con origen en algún país latinoamericano (que representan el 13,3% del padrón electoral) de los cuales la principal minoría es de origen mexicano: hay 11,6 millones de mexicanos viviendo en Estados Unidos de los cuales 4,5 millones tienen posibilidad de votar. Además, hay 19 millones de personas de segundas y terceras generaciones de esos mexicanos en el país. Sumados, los mexicanos de origen o familia, con capacidad de voto en Estados Unidos representan el 10% del total de los electores.Uren señaló en entrevista con Sputnik que la población latina es muy heterogénea y que los sondeos de opinión de voto más recientes señalan que Trump ha tenido un aumento en sus preferencias con relación al año 2016, creciendo varios puntos hasta situarse en un 35% de las opciones elegidas por este grupo específico.

Sin embargo —y en esto existe una clave para el análisis que brindó la especialista— ambos candidatos han descuidado el voto joven: «la primera minoría en Estados Unidos no son los negros, sino los latinos pero los candidatos no han hecho gran campaña que sobresalga en propuestas o siquiera los mencione en el debate presidencial», señaló la fuente.

Jóvenes ausentes

«Estamos enfrentando una de las elecciones más decisivas de la humanidad, estamos viendo la decadencia de un imperio, el de Estados Unidos, no hay cuestión de eso», analizó Uren en diálogo con este medio.

«Es el último jaloneo del siglo XX pero como en cualquier cambio de siglo, hay resistencia a cambiar y moverse», agregó.Para la internacionalista, es contradictorio que se tenga toda la expectativa en el voto latino ya que no ha sido uno de los principales puntos de la campaña. Explicó que aunque estos jóvenes hayan perdido a su candidato original para la competición, que era Bernie Sanders, sí tienen puntos identificables en sus reclamos.

«Condenan la separación familiar, condenan el maltrato a la mujer y claramente ven que el mundo que viene es de mayor igualdad, aunque es más complicado de lo que pensamos debido a cuestiones como el cambio climático», señaló la fuente.

Además, por supuesto, varios temas claves que tienen que ver con la situación de los migrantes en Estados Unidos y que, en el caso de los jóvenes de origen latino nacidos en Estados Unidos, tiene que ver con un «respiro» para la situación legal de sus padres.

Uren explicó a Sputnik que en la comunidad latina «había mucha expectativa con la administración Obama en torno a grandes promesas vinculadas a una reforma migratoria que el país no había tenido desde la presidencia de Ronald Reagan, en la década de 1980″. Sin embargo, Obama no cumplió esa promesa y, de hecho, deportó a más personas que Donald Trump.»Eso provocó la desilusión de los latinos con los demócratas, que es algo peligroso y que agrega más incertidumbre al resultado de esta elección», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.