Más revelaciones en Uruguay de atrocidades de Ejército en dictadura

Montevideo, 5 sep (Prensa Latina) Una masiva concentración en reclamo de verdad y justicia para detenidos desaparecidos por la dictadura en Uruguay de 1973 a 1985, cerró una semana de revelaciones de crímenes y acusaciones a cómplices de ocultamientos.

 

El detonante lo puso la Asociación de Familiares de las víctimas en la presentación en dos ruedas de prensa de actas de un Tribunal Militar de Honor celebrado en 2016, en que el coronel retirado Gilberto Vázquez confesó atrocidades cometidas por órdenes del Ejército en dichos años.

La documentación gestionada y conseguida en el Ministerio de Defensa, alrededor de 900 folios, fue entregada a la Comisión de derechos humanos del Parlamento para su análisis, mientras desde el gubernamental Partido Nacional se lanzó una campaña política contra el entonces inaugurado Ejecutivo del país liderado por el Frente Amplio, en 2005.

Como argumento se esgrimió que pasaron 14 años desde entonces, pero figuras referentes de la fuerza política de izquierda y del colectivo de Familiares recordaron que la ministra frenteamplista de la fecha, Mónica Berruti, fue quien abrió el camino para encontrar archivos de las Fuerzas Armadas, cuerpos de desaparecidos y encausar a militares represores.

El expresidente José Mujica también destacó esto último y lo contrastó con los gobiernos de los tradicionales partidos Nacional y Colorado, que pactaron la Ley de Caducidad con los altos mandos castrenses para dejar impunes a violadores de derechos humanos durante la dictadura.

A la estrenada titular en 2006 solo le entregaron lo correspondiente a la causa del Tribunal de Honor, referido a la fuga de Vázquez de un hospital donde fingió enfermedad para eludir una petición de extradición desde Argentina, y se ocultó todo lo que el procesado testimonió adicionalmente.

Entre tantos detalles relatados por el ya condenado por dos causas de homicidio agravado, resalta su participación en dos vuelos secretos desde Buenos Aires a Montevideo en 1977 con exiliados uruguayos que torturaron e hicieron desaparecer.

Para quien fuera también ministro de Defensa frenteamplista, José Bayardi, alguien de los círculos castrenses hizo llegar esa parte oculta de las actas para restarle importancia a un pedido fiscal de desafuero al senador Guido Manini para juzgarlo por omitir informar a la justicia de un grave delito del que conocía.

En su condición de jefe del Ejército en 2018 soslayó comunicar el relato del excoronel José Gavazzo en otro Tribunal de Honor de cómo torturó hasta la muerte a un joven tupamaro en 1973 y lanzó su cuerpo a un río.

A consideración en el Senado la bancada del Frente Amplio acordó votar a favor del desafuero y la mitad de los cuatro legisladores del Partido Colorado se sumaron, a diferencia del Partido Nacional que por directiva del presidente del país Luis Lacalle gestionó postergar la votación.

Fuentes periodísticas indicaron que el gobierno prefiere se realice después de las elecciones departamentales del 27 de septiembre, o mejor aún de la aprobación dentro de 45 días en la Cámara de Diputados de un proyecto de presupuesto quinquenal ya protestado por sus drásticos recortes sociales, para lo que requiere el apoyo sin fisuras del partido militar Cabildo Abierto liderado por Manini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.