Médicos anuncian una huelga en la región boliviana más afectada por la pandemia de COVID-19

LA PAZ (Sputnik) — Los médicos y trabajadores sanitarios del departamento de Santa Cruz (este), el más golpeado por la pandemia de COVID-19 en Bolivia, realizarán la próxima semana una huelga de dos días exigiendo que las autoridades regionales declaren cuarentena estricta para frenar los contagios.

«El Consejo Departamental de Salud [Codesa] Santa Cruz considera ya insostenible la situación, los contagios aumentan sin control, los hospitales están colapsados y hay cada día más fallecidos entre el personal sanitario», dijo a reporteros el portavoz de esa organización, Edil Toledo.

Indicó que el paro del 9 y 10 de febrero fue decidido después de que el Codesa —que agrupa al Colegio Médico y a los sindicatos de trabajadores sanitarios— no encontrara respuesta positiva a varios pedidos de cuarentena estricta, como única medida que podría frenar el avance del COVID-19.

El departamento cruceño ha sido el más afectado por la pandemia, desde que ésta ingresó a Bolivia a principios de marzo del año pasado, llegando a concentrar más de la mitad de los contagios en agosto, en el pico de la llamada primera ola de COVID-19.

El 3 de febrero, con 738 nuevos casos positivos, el total de contagios registrados en esa región ascendió a 77.538, equivalentes al 35% de los casos de todo el país.

Los fallecidos por COVID-19 en Santa Cruz sumaban 4.888, casi la mitad del total nacional, con una tasa regional de letalidad de 6,3%, frente a un promedio nacional de 4,7%.

«Consideramos que con un encierro de 14 días se podrá cortar la trasmisión de la enfermedad, pero tanto las autoridades de la Alcaldía Municipal como de la gobernación del departamento se oponen a la cuarentena rígida», dijo Toledo.

Las autoridades regionales y sectores de agropecuarios, comerciantes y transportistas se oponen a una cuarentena total, para evitar perjuicios económicos como los causados por la paralización general que rigió durante varios meses el año pasado.

El Gobierno nacional descartó también la declaración de un confinamiento nacional, apostando en cambio a una fuerte campaña de detección temprana de contagios, seguida por una vacunación general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.