México autoriza el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V

RT. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de México (Cofepris) autorizó este martes el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V contra el covid-19.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer la noticia y calificó de «alentador» el hecho de tener «una vacuna nueva en el repertorio» para hacer frente a la pandemia.

«La Cofepris acaba de autorizar el uso de emergencia de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Gamaleya. Esto hace posible importar el fármaco y usarlo», destacó.

López-Gatell también señaló, durante una conferencia de prensa, que la autorización le fue conferida a la empresa pública Birmex Biológicos y Reactivos de México, que firmó un convenio para representar al Fondo Ruso de Inversiones Directas y su compañía de vacunación, Human Vaccine.

Para su aprobación, las autoridades de salud mexicanas también tomaron en cuenta los datos del ensayo del ensayo de fase III publicados en la revista médica The Lancet, que confirman la eficacia del fármaco.

México firmó un contrato para obtener 24 millones de dosis de la vacuna rusa, que le permitirán inmunizar a 12 millones de ciudadanos. El país latinoamericano espera recibir unas 400.000 dosis en febrero.

La Sputnik V

La vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, de Moscú, utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, que se aplican en dos inyecciones, con un intervalo de 21 días.

Esta solución no contiene adenovirus humanos vivos sino vectores adenovirales, que no se multiplican y resultan completamente seguros para la salud. De hecho, el fármaco se basa en una plataforma de dos vectores previamente desarrollada, con la que ya se crearon otras vacunas.

Los resultados obtenidos durante la tercera fase de los ensayos clínicos mostraron que la eficacia de Sputnik V es del 91,4 %, que aumenta hasta el 91,8 % entre mayores de 60 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.