Microplásticos, otro problema para enfrentar

La Habana, (Prensa Latina) Desde hace varios meses el mundo está enfrascado en vencer a uno de los virus más letales hasta ahora conocidos, pero la especie humana deberá redoblar la atención sobre el fenómeno de los microplásticos por tratarse de una verdadera amenaza para la salud.

Aunque se necesitan más investigaciones para saber cuáles son los efectos de los microplásticos ya varios estudios confirmaron un impacto real en la vida de las personas, que pueden sufrir de obstrucción de los alvéolos pulmonares y alterar las hormonas derivando en otros problemas como infertilidad o hipotiroidismo.

Los diminutos trozos de plástico degradado y otras fibras sintéticas relacionadas con este material se pueden encontrar en el suelo, en los peces y flotar en el aire.

De acuerdo con un informe publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, las personas corren el riesgo de ingerir alrededor de cinco gramos de microplásticos a la semana.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, los ingredientes más tóxico del plástico son la dioxina, los éteres de difenilo polibromados, los bifenilospoliclorados y los hidrocarburosaromáticos policíclicos, por citar algunos ejemplos.

Los expertos alertan sobre el bisfenol A utilizado para producir ciertos tipos de policarbonato, que puede alterar el sistema endocrino, lo que podría interferir en la producción hormonal de las personas.

Las partículas de plástico que son ingeridas pueden dañar físicamente los órganos y filtrar químicos peligrosos que alteren las hormonas, comprometan la función inmunológica y obstaculicen el crecimiento y la reproducción.

En tal sentido, la revista Reproductive Toxicology, indica que la exposición al bisfenol aumenta el riesgo de defectos de nacimiento, enfermedades metabólicas y otros problemas de salud.

Los ftalatosusados para que el plástico sea más flexible pueden reducir los niveles de testosterona en los fetos masculinos.

Aunque muchas personas se rehúsan a tomar agua del grifo, y prefieren la embotellada para cuidarse mucho más de un problema de salud, al final no escapan del daño porque podrían ingerir 90 mil partículas de plástico más por año, según un estudio divulgado por Environmental Science and Technology.

Debido a la contaminación ambiental con productos plásticos, alrededor de 700 especies marinas se ven afectadas.

De hecho cada año, más de un millón de aves y más de 100 mil mamíferos mueren como consecuencia de los residuos plásticos que llegan a los océanos.

Greenpeace puntualiza que estudios recientes revelan que esta tipo de contaminación llega al 100 por ciento de las tortugas marinas, al 59 de las ballenas, el 36 de las focas y el 40de las aves marinas.

La literatura científica consultada recomienda retirar el polvo de las casas donde pueden llegar r partículas de perfluoroalquilo y poliflouroalquilo, evitar recipientes que indiquen que tiene ftalatos, estireno y bisfenoles, y no No calentar los alimentos en plástico, pues se pueden filtrar químicos a su comida.

Asimismo, los expertos recomiendan no arrojar artículos de plástico a lagos, ríos y océanos, reciclar los plásticos para evitar que estos lleguen más rápido al medio ambiente, y usar bolsas de papel y productos en vidrio, entre otras acciones.

Aunque aún existe una incertidumbre científica sobre cuán peligrosos son los microplásticos, se sabe que estos pueden absorberse y desprender sustancias químicas contaminantes y nocivas para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.