Neoliberalismo sufre fuertes golpes

TELESUR. «Los resultados de las elecciones en Bolivia y el plebiscito en Chile son un golpe fuerte contra el proyecto de EE.UU. en la región», afirmó Jorge Elbaum.

El analista político argentino, Jorge Elbaum, afirmó este lunes que los resultados de las elecciones presidenciales en Bolivia y del plebiscito Constitucional en Chile constituyen un fuerte golpe contra el proyecto neoliberal que pretende imponer Estados Unidos (EE.UU.) en la región.

 

«Es un golpe fuerte contra el proyecto de Estados Unidos (EE.UU.) en la región», expresó durante su intervención en el programa Enclave Mediática del canal multiestatal teleSUR, en el que se refirió al panorama político más reciente del continente.

«Los resultados de las elecciones en Bolivia y el plebiscito en Chile son un golpe fuerte contra el proyecto de EE.UU. en la región, cuyas embajadas son agencias para instaurar el neoliberalismo y evitar proyectos soberanos de nuestros países», enfatizó.

A la vez se refirió a las políticas de hostigamiento constante contra los Gobiernos progresistas instalados en países como Venezuela, Argentina y ahora Bolivia, donde las embajadas funcionan para instigar a la desestabilización con el apoyo de la derecha.

«La derecha o la élite de derecha en nuestro continente tiene una dificultad para entender la democracia, para entender el Gobierno de los pueblos o de las mayorías», subrayó y enfatizó que esta es aliada de manera intrínseca a la lógica imperial de los EE.UU. y «la mayoría popular deben tomar con ciencia para saber quien es su enemigo», advirtió.

Ante ese momento favorable, Elbaum dijo que el mayor temor de EE.UU. y el Comando Sur es que la región esté unida, «porque Estados Unidos no quiere que nos desarrollemos porque si nos desarrollamos nos transformaríamos en competidores, podríamos producir lo que ellos nos imponen en el mundo material y en el mundo simbólico», argumentó.

Realidades de Colombia y Brasil

Al valorar la situación de Colombia, donde se ha hecho muy difícil que la izquierda llegue al poder, dijo que existen tres razones principales para comprender dicho fenómeno que tienen que ver con el narcotráfico, la violencia y la ocupación de Estados Unidos en la nación suramericana.

«Colombia es el mayor exportador de cocaína del mundo. El mayor importador es EE.UU. Hay un negocio de economía negra enorme. Un porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) depende de ese negocio», dijo Elbaum y refirió que las 30 bases militares de EE.UU. en el país desde que inició el plan Colombia han incrementado el problema.

Igualmente aseveró que «Colombia no es una democracia. Es un país ocupado por Estados Unidos, que tiene la densidad de bases militares más importantes del mundo, tratando de amenazar a Venezuela y a todo el continente», explicó.

Cuando comentó la realidad de Brasil, refirió que para que la izquierda vuelva al poder «es necesario construir una base social fuerte que permita encolumnar a esas inmensas cantidades de gente que han sido víctimas de lawfare», dijo y a su vez detalló que en dicho país existe un problema de la base social politizada, por lo que debe actuarse desde la reactivación de los movimientos sociales.

Desafíos de la reintegración latinoamericana

El analista argentino, Jorge Elbaum, valoró  el resultado del plebiscito en Chile como «un triunfo enorme de las mayorías chilenas que le impusieron a Piñera el cambio de la Constitución de la dictadura», dijo. Además aseguró que el triunfo de la movilización chilena supone el mismo miedo para la derecha que supuso la victoria electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) en Bolivia.

En este sentido, mencionó el interés del presidente de Argentina, Alberto Fernández de retomar el bloque regional Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Eso significaría, e indicó que existiera mayor cooperación entre los pueblos, «no estemos tan limitados por las imposiciones de EE.UU., que podamos articularnos fuertemente con Rusia, con países del Medio Oriente, y tener un planteo desde América Latina multilateral y no unilateral como impone el Departamento de Estado de EE.UU.», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.