Observatorio REDSOCIALCODI solicita informe a científicos dominicanos sobre COVID-19.

Hace  tres  meses  nadie  había  escuchado  hablar  del  SARS-CoV-2.  Hoy   el   nuevo coronavirus, conocido como COVID19, ha llegado a todos los países del mundo y causado 25,835,301 infecciones identificadas, 858,661 han fallecido (al 2 de septiembre, y no se sabe cuántas personas asintomáticas o presintomáticas hay infectadas), ha hecho colapsar el sistema de salud en países como Italia o España y amenaza los   del Reino Unido y los Estados Unidos. Las economías están en caída libre.

El COVID-19, “ha perturbado la sociedad moderna a una escala que la mayor parte de las personas vivas nunca han visto”, miles de escrito se han producido en las últimas semanas, ensayos clínicos, análisis económicos, análisis estadísticos con previsiones del curso de la pandemia y sobre el futuro inmediato de la pandemia y los escenarios posibles del día después.

La República Dominicana, no es la excepción, estamos aportando casos infectados y fallecidos a las estadísticas mundiales, según el boletín No 167, que emite el ministerio de salud pública, ente rector del sistema al 2 de septiembre se había producido, 95,627 casos notificados, 1765 defunciones y 69,519 casos recuperados, la epidemia se concentra en 8 provincias, Distrito Nacional, Santo Domingo, Santiago, Duarte, la Vega, La Romana entre otras.

La comparación de la tasa de ataque de COVID-19, muestra una tendencia aún más marcada al incremento de la intensidad de la epidemia en sus fases tempranas en la República Dominicana en contraste con otros países, aun cuando se compara con Italia y España. Así mismo, muestra una clara bifurcación entre los datos de países que logran controlar la epidemia de manera efectiva (Japón, Corea del Sur) frente a aquellos en los cuales ésta se expande de manera exponencial (España e Italia) en el periodo entre 4 y 5 semanas desde la confirmación del primer caso, siendo este el momento en el cual se encuentra la República Dominicana actualmente.

Estos y otros datos reflejan que estamos ante una verdadera emergencia epidemiología que tendrá un impacto negativo si no se toman acciones que vayan en la orientación de ralentizar el curso de la epidemia y dar una respuesta a la atención del número de casos graves que ameritaran hospitalización y uso de cuidados intensivos.

El panorama así planteado, aunado a los inconvenientes relativos al cumplimiento de las acciones epidemiológicas de control de la transmisión, el manejo estadístico y epidemiológico de los datos, privatización de la muestra para detectar los casos y a la operatividad eficiente en la atención de los pacientes, lo cual se expresa en la frecuente

dificultad de que se pueda realizar la prueba confirmatoria a pacientes sintomáticos, como a diario acontece en las distintas comunidades, realizar el traslado, conforme establece el protocolo oficial, así como lograr el ingreso de pacientes con pruebas positivas a los centros médicos pautados por el Ministerio de Salud,

OBJETIVOS

I.        Identificar las contingencias, desviaciones y puntos críticos limitantes del cumplimiento de los objetivos y expectativas asumidas por las autoridades competentes, para encarar de forma satisfactoria la pandemia que nos afecta.

  1. Contribuir a dinamizar y poner en ejecución acciones correctivas a los problemas y limitaciones epidemiológicas, médicas, procedimentales y administrativas identificadas, a la vez que incorporar las nuevas medidas derivadas de los cambios mostrados por la pandemia COVID-19.
  • Socializar con los diferentes actores del quehacer nacional las perspectivas de la evolución de la epidemia
  1. Proponer un conjunto de acciones que vayan en la dirección de la mitigación de los daños que trae consigo la epidemia

FUNDAMENTO PROCEDIMIENTAL DE LA VALORACIÓN DE LA EPIDEMIA COVID-19

Como forma de garantizar la juiciosa valoración global-integral del conjunto de ejecutorias priorizadas por las autoridades nacionales para enfrentar la pandemia que en el ámbito local ha venido causando estragos en la población dominicana, nos avocamos al diseño y ejecución, una investigación empírica, que en lo esencial tomó como elemento central para el análisis los siguientes componentes:

  • Lineamientos epidemiológicos
  • Componente médico-asistencial
  • Jerarquización, cumplimiento, monitoreo y evaluación de las acciones
  • Información y educación en salud
  • Canalización y regulación de la participación y cooperación comunitaria en apoyo a la lucha contra la pandemia, COVID-19

Los insumos informativos que sirvieron de materia prima para el análisis provienen de los lineamientos generales del Ministerio de Salud para conducir las acciones locales en la presente pandemia, los protocolos que pautan las acciones epidemiológicas realización de pruebas de laboratorios y conducta a seguir por la autoridad sanitaria en las diferentes demarcaciones. Otros aspectos valorados como parte de la metodología adoptada incluyen: las indicaciones y procedimientos para el referimiento y traslado de pacientes con pruebas positivas, así como las condiciones y requerimiento para el ingreso y egreso de pacientes, así como el contenido de las declaraciones públicas de las autoridades nacionales y la comunicación con los pacientes y familiares y finalmente algunas publicaciones de fuentes serias que han estado analizando el curso de la Epidemia.

Las informaciones obtenidas fueron organizadas y jerarquizadas en base a los objetivos adoptados por las autoridades nacionales frente a la pandemia y a los componentes priorizados en el presente trabajo, lo que posibilitó el análisis de proceso cuya interpretación condujo a los resultados y recomendaciones citadas más adelante.

PRINCIPALES             LIMITACIONES       INHERENTES        A     LA     RESPUESTA NACIONAL CONTRA LA PANDEMIA COVID-19

  • No se aprecia una coordinación nacional-integral en la planificación y curso de acción contra la pandemia.
  • Incongruencia en el cumplimiento de los procesos epidemiológicos y asistenciales, conforme a lo establecido en los protocolos correspondientes, sobre todo en la aplicación de muestra, traslado de pacientes y hospitalización.
  • Escaso nivel de información y de educación de los pacientes en torno a la epidemia.
  • Escaso nivel de monitoreo y seguimiento epidemiológico de pacientes en aislamiento domiciliario y de sus
  • Excesiva centralización de las acciones y toma de decisión sobre los problemas y contingencias asociados a la pandemia COVID-19.
  • Marcada debilidad regulatoria del Ministerio de Salud en lo relativo a los tratamientos médicos aprobados para padecimientos diferentes al COVID-19.
  • Necesidad de aplicación de mecanismos regulatorios referentes a la participación y cooperación comunitaria en apoyo a la lucha contra la pandemia COVID-19.
  • Falta de acceso de la población a las tomas de muestra y demora en la entrega de los resultados, acompañado de la “privatización” de la muestra, que fue claramente insuficiente.
  • Tratamiento insuficiente de los datos emitidos diariamente en el boletín, que informa de manera limitada la evolución en tiempo real de la epidemia en el país y su distribución geográfica que permita priorizar las poblaciones y evaluar a corto plazo el impacto de las medidas

PROPUESTAS PARA LA RESPUESTA SISTEMICA A LA EPIDEMIA COVID19

Partiendo de los análisis y las estimaciones realizadas tomando como base los datos publicados hasta el 2 de Septiembre y donde ya se observan algunas señales de colapso del sistema de salud y algunos cuellos de botellas como es el tema de la oferta de las pruebas y los insumos y materiales de protección para los profesionales sanitarios, de no tomarse medidas de carácter radical para mitigar y disminuir el ritmo de la epidemia en el país que logren transformar y revertir las tendencias observadas hasta la fecha en este momento crítico para su evolución futura, el pronóstico de la evolución de la enfermedad en la República Dominicana pudiera resultar muy complejo, en el transcurso de las próximas semanas.

Se justifica entonces:

  • Por su importancia técnico-operativa, sería de gran utilidad que el Plan Ministerial para enfrentar la epidemia COVID-19, en adición a su carácter global nacional, sea desagregado por regiones, provincial, tal como está organizada la estructura del Sistema Nacional de Salud. Dotando de mayores recursos a las Direcciones Provinciales de Salud por su importancia en el control de la
  • En coherencia con la propuesta anterior, cada demarcación (regiones, provincias y municipios) conformarán una comisión multidisciplinaria, bajo las directrices de las autoridades locales y de salud, las cuales diseñarán un plan de lucha contra la pandemia y rendirá informe continuo al Ministerio de Salud. En estas comisiones podría haber representantes de las instituciones de educación superior.
  • Las decisiones de mayor trascendencia para enfrentar los problemas y contingencias en las demarcaciones correspondientes deberán ser discutidas con las autoridades de mayor jerarquía.
  • En lo esencial se procura poner en práctica la estrategia de centralización normativa y descentralización operativa
  • Es de gran importancia disponer de un registro informático de pacientes que bajo criterios clínicos establecidos permita que tanto en el ámbito nacional, regional como local los pacientes puedan expresar su situación clínica de forma
  • Los pacientes que cumplen los criterios le serían programada una consulta y se le avisaría vía digital con la mayor celeridad Para satisfacer tal premisa, el Ministerio debería hacer una reestructuración de horarios y de los espacios de consulta, a fin de evitar aglomeración de pacientes.
  • En la consulta citada se decidirá a cuáles pacientes se le realizará una prueba rápida, decidiéndose en consecuencia si el paciente fuera objeto de aislamiento domiciliario, donde seguiría el protocolo diseñado para los fines, o si en cambio, por su condición clínica sería objeto de hospitalización.
  • La hospitalización de los pacientes sería coordinada de forma digital, al igual que la aplicación de las muestras, como a se estableció.
  • El aumento de las áreas para el cuidado critico de las personas con la enfermedad COVID-19 que se compliquen y ameriten internamiento, resulta indispensable para garantizar la atención especializada y oportuna de las mismas, lo cual requiere, no sólo de equipos médicos apropiados, sino de un personal que esté entrenado en su implementación, habilitando establecimiento que hoy tienen baja ocupación se pueden especializar para la atención a los casos, ya que en la práctica de los establecimientos indicados, solo algunos han cumplido tal misión.
  • Este elemento es crítico si se toma en cuenta que para romper la cadena de transmisión es de vital importancia diagnosticar los casos, a la vez que hospitalizar los que cumplen con el protocolo y dar cumplimiento a las acciones de seguimiento epidemiológico de los
  • Se hace necesario el fortalecimiento de la supervisión de los establecimientos de salud, pues el nivel de burocracia y el rebote de pacientes con pruebas positiva, como es de esperarse, contribuye a la propagación del virus, a la elevación de la curva de contagio, y obviamente a la aparición de casos graves que a su vez aumentaría la presión sobre un sistema de salud al borde del
  • Se debe realizar una plataforma informática para el monitoreo y seguimiento de pacientes bajo aislamiento y de las personas en
  • Consideramos útil que se evalúe el ingreso de aquellos pacientes cuyo estado clínico es compatible con el COVID-19 y por múltiples situaciones no se ha practicado las pruebas de apoyo diagnóstico.
  • Que se disponga de un mecanismo ágil de contar con los medicamentos que a la fecha han demostrado su eficacia en el tratamiento y la respuesta de los casos graves.
  • Una extensión y endurecimiento del periodo de cuarentena nacional, por las próximas dos semanas, focalizadas en aquellas provincias con mayor transmisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.